La finca La Cónsula recupera su decoración original del siglo XVIII

El Ayuntamiento ha invertido casi 237.000 euros para fomentar el acceso del público al jardín histórico, ubicado en Churriana

I. LILLOMÁLAGA
SOLIVA. El alcalde puso ayer la primera piedra. / FERNANDO GONZÁLEZ/
SOLIVA. El alcalde puso ayer la primera piedra. / FERNANDO GONZÁLEZ

La restauración de los elementos arquitectónicos del Jardín Histórico de La Cónsula, en Churriana, ha dejado al descubierto los elementos decorativos originales, algunos de ellos datados en el siglo XVIII. Los trabajos, presentados ayer por el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, han supuesto la rehabilitación de caminos y ornamentos tales como fuentes, pérgolas, pavimentos de piedra, jarrones, maceteros y esculturas originales, así como la reordenación de sus elementos vegetales, para dar lugar a un conjunto de gran belleza y que permanecerá abierto al público.

Entre las mejoras arquitectónicas destaca la escalinata principal de acceso, en la que se ha instalado una rampa para minusválidos, y se han formado gradas y una escalera revestida de mármol. Además, se han consolidado los senderos para facilitar el paseo. La inversión, de 236.741 euros, con cargo al Patronato Botánico Municipal, ha permitido asimismo restaurar la llamada tumba del cura, un llamativo cenador del siglo XVIII. Se ha trabajado sobre los revestimientos de mortero del exterior, con la limpieza y recuperación de las losetas de cerámica, así como los azulejos interiores y la cúpula, realizada con conchas marinas. Al tiempo, se ha hecho una réplica de los jarrones que la adornaban.

De la Torre realizó un recorrido por los jardines, de los que se ha rehabilitado una superficie de 22.000 metros cuadrados, y estuvo acompañado, entre otros, por la concejala de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Málaga, Teresa Porras, el edil del distrito de Churriana, José Hazañas, y el director de la escuela de hostelería que alberga el recinto, Francisco Oliva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos