Cristóbal Ortega expone sus pinturas abstractas en Espacio 3

El artista presenta en la galería malagueña el montaje 'Piedra de sol', compuesto por catorce obras realizadas en los dos últimos años

ALEJANDRO DÍAZMÁLAGA
CREACIÓN. Una de las pinturas de Cristóbal Ortega. / SUR/
CREACIÓN. Una de las pinturas de Cristóbal Ortega. / SUR

Comenzó a pintar a la vez que iniciaba sus estudios de Arquitectura. Ahora Cristóbal Ortega es arquitecto y continúa llevando en paralelo su pasión por la pintura abstracta. Después de participar en muchas exposiciones, Ortega expone hasta el 18 de marzo una selección de las obras realizadas en los dos últimos años bajo el título 'Piedra de sol'. Espacio Tres es la galería que acogerá esta muestra donde la abstracción se presenta como el denominador común.

La obra de Ortega está inundada de colores vivos y mucho movimiento. «Empecé trabajando con acuarelas», dice el pintor, quien se ha visto especialmente influenciado por estos orígenes. Una parte representativa de la muestra está dedicada a los dípticos, para los que Ortega recurre al papel. «Cuando uso el papel, no planteo la obra como unidad, tampoco busco la simetría. Me baso sobre todo en aspectos no formales», afirmó.

Expresionismo

Este pintor, que se siente influenciado por el expresionismo abstracto norteamericano, se caracteriza por el uso del blanco y de la técnica del collage. «Para tratar el color blanco, aprovecho el fondo del papel, de manera que no uso pinturas blancas», señala Ortega, que intenta que el collage encaje en la obra. «Una vez insertado, no lo manipulo», prosigue. Ortega introduce en algunas obras inscripciones. «Se trata de un grafismo sin significado, sirve para atraer la atención hacia otros puntos», apostilla el pintor.

El título proviene, al igual que el nombre de determinadas obras, de un poema homónimo de Octavio Paz, editado en 1957 que aborda el encuentro con la amada y los crímenes de la Historia. «La piedra y el Sol son dos contradicciones y, a la vez, son parte de lo mismo. Creo que representa el sentido global de la exposición», confirma Ortega, aunque reconoce que no busca un significado determinada entre un cuadro y su título.

Ortega sabe que en el futuro irá modificando sus trazos, influyendo en los colores, los vacíos y las tensiones. «No son estas obras las que espero hacer dentro de dos años, formarán parte de una evolución, tendrán su sitio; pero la pintura no es un discurso acabado, sino un proceso que va enriqueciéndose con el tiempo», concluye.

Fotos

Vídeos