La policía imputa a un hombre ocho robos en pisos de una misma calle

Los agentes le atribuyen el saqueo de una zona concreta de La Virreina y otro más en una vivienda del Centro, que responden a un modus operandi idéntico

JUAN CANOMÁLAGA
VECINDARIO. Los robos ocurrieron en la calle Borodin. / F. GONZÁLEZ/
VECINDARIO. Los robos ocurrieron en la calle Borodin. / F. GONZÁLEZ

La pisadas de la fachada o del patio interior dibujaban el recorrido del ladrón. Entraba en los pisos utilizando la técnica del 'escalo' -trepando- y se colaba por las ventanas. Ocho robos casi idénticos en una misma calle, para colmo, muy pequeña, de apenas 100 metros. La calle Borodin.

La Policía Nacional atribuye a un hombre de origen portugués los ocho asaltos, que se produjeron en la mencionada vía, situada en la zona de La Virreina, entre el 24 de diciembre y la primera semana de enero. Los robos, que se concentraron en los escasos bloques de la calle Borodin, desataron la alarma entre el vecindario.

Rejas

«Te sientes desprotegido cuando entras en tu casa y lo encuentras todo revuelto», comenta una de las víctimas, que vive en un segundo piso. El ladrón se coló en Nochebuena por el balcón, donde no había rejas -las pusieron tres días después- ni persianas. Campó a sus anchas, ya que la familia había salido a cenar fuera. «Nos quitaron un ordenador portátil, la cámara de fotos, joyas, bolsos de piel y hasta los regalos de los niños», relatan.

Según ha podido saber este periódico, el imputado se encontraba ya en prisión cuando la policía esclareció estos hechos delictivos, de los que al parecer se dio cuenta al juzgado para que se le tomara declaración al preso.

El acusado, del que sólo ha trascendido su procedencia, se encuentra en prisión preventiva tras haber sido detenido, según fuentes consultadas, por robos con fuerza en casa habitada. Al parecer, en uno de ellos habría llegado a enfrentarse a la moradora de la vivienda que presuntamente asaltó el imputado.

Rociados con 'spray'

Varios de los robos en pisos de la calle Borodin se concentran en el número cinco, una urbanización que contiene varios bloques. Algunos de ellos, según comentan los vecinos, habrían sido asaltados mientras los moradores dormían, por lo que se especula con la posibilidad de que hubiesen utilizado 'sprays' para adormecerlos.

La policía ha detenido a varias personas -al menos tres- en el transcurso de la investigación de los asaltos hasta llegar al principal imputado, de origen portugués, a quien también se le atribuye un robo en vivienda en el distrito Centro. En este caso, el ladrón cogió del piso las llaves del vehículo de la familia, un Toyoya Rav 4, que también sustrajo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos