ESTEPONA: El PA exige al Obispado que invierta en el municipio el dinero de la Herencia Nadal

Estepona deberá percibir unos 44 millones procedentes de la venta de las fincas y dedicarlos a proyectos sociales La corporación aprueba convocar una junta de portavoces para pedir información sobre el destino de los fondos

MERCEDES PERIÁÑEZ YEDALAMO
TERRENOS. La finca El Ciprés forma parte del patrimonio que dejó en herencia María Catalina Nadal. / SUR.ARCHIVO/
TERRENOS. La finca El Ciprés forma parte del patrimonio que dejó en herencia María Catalina Nadal. / SUR.ARCHIVO

El patrimonio que dejó al morir sin descendencia María Catalina Nadal Guerrero casi alcanza los tres millones de metros cuadrados de superficie en fincas repartidas por el término municipal. Estepona es la destinataria última, por voluntad de la fallecida, del dinero generado por la venta de estas fincas.

El Obispado de Málaga, uno de los albaceas junto a Unicaja de los terrenos de la Herencia, vendió en 2005 la mitad de los terrenos de la fundación a empresas vinculadas al grupo empresarial de Juan José Hidalgo. Parte del precio ya ha sido abonado y el resto está pendiente de pago. Si bien, el importe de esta operación se debería destinar a la creación de centros educativos y a obras de tipo cultural, social y religiosas. Algo que hasta el momento no se ha producido. Por ello, desde el PA han solicitado que se cree una junta de portavoces para exigir el cumplimiento de la voluntad de la testamentaria y garantizar por tanto, la inversión del importe de la venta de las fincas. El resto de grupos de la corporación aceptó la propuesta realizada en el último pleno.

Beneficios millonarios

Según los cálculos de los andalucistas, el municipio debería percibir unos 44 millones de euros procedentes de esta herencia. Uno de los proyectos estrella es la construcción de la Universidad. La voluntad de la testamentaria era que el dinero de sus propiedades se destinara a costear los estudios de mujeres pobres de Estepona. Un deseo que las diferentes corporaciones municipales han materializado en el proyecto universitario.

La venta de los suelos que pertenecieron a María Catalina Nadal estaba vinculada a la obtención de suficientes metros de suelo para ubicar equipamiento público a cambio de la recalificación urbanística de los terrenos propiedad de Hidalgo y Unicaja.

En este sentido, el alcalde de Estepona, Antonio Barrientos, aseguró que no se producirá la operación urbanística hasta que no esté garantizada la Universidad. Los primeros contactos para hacer posible el centro de enseñanza comenzaron con el GIL. Las últimas conversaciones del actual equipo de gobierno están dirigidas hacia la Universidad Camilo José Cela, ubicada en Madrid. Las negociaciones con la Universidad de Málaga no llegaron a buen puerto.