La insólita presencia de jugadores con los dorsales 50

S. C.MÁLAGA

Ni en Primera ni en Segunda, y menos aún en el Málaga, es habitual ver a jugadores que lucen un dorsal por encima del 50 en su camiseta o en su pantalón. Se trata de un caso insólito, porque los clubes suelen reservar del 26 en adelante a los futbolistas inscritos en la plantilla de su filial.

Los números asignados a Popo y Francis -51 y 52, respectivamente- no son fruto de la casualidad. El Málaga confecciona a comienzos de la temporada un listado de dorsales en el que se incluye a todos los futbolistas del filial. Fueron los casos de Manolo, Ador, Perico, Saúl y José Mari, convocados durante esta campaña.

Lo que ya es menos habitual es recurrir a futbolistas juveniles, como ha sucedido en el Málaga en las últimas semanas. Esa es la sencilla explicación de que estos jugadores lleven dorsales tan altos y tan inusuales en el fútbol actual.