Control en el Clínico

Los responsables del Hospital Clínico quieren regular el acceso a las habitaciones para evitar molestias a los enfermos que se encuentran ingresados. En la actualidad, unas 4.500 personas entran a diario en el complejo hospitalario, lo que impide el completo descanso de las personas que se encuentran encamadas e incluso dificulta en ocasiones el trabajo de los profesionales. Así, el control de acceso se antoja fundamental para garantizar un mejor servicio en el recinto malagueño. La iniciativa está siendo consultada con los propios usuarios, que se quejan del exceso de ruido creado por las numerosas visitas, y con los familiares, que exigen más discrección e intimidad en el trato que se ofrece a los pacientes. En la actualidad, los responsables analizan las propuestas para implantar las más idóneas.