Fallece a los 80 años Cristóbal Delgado, cronista oficial de la ciudad

Según el delegado de Cultura y gran amigo de la familia, Patricio González, «se ha ido Algeciras, la esencia de este pueblo y una persona señorial» El ex alcalde Ernesto Delgado lo nombró Hijo Predilecto en el año 1986

ALBERTO J. ESPINOSAALGECIRAS
CAPILLA ARDIENTE. Amigos del cronista trasladan su féretro                                         al salón de plenos. / A. C./
CAPILLA ARDIENTE. Amigos del cronista trasladan su féretro al salón de plenos. / A. C.

Algeciras despide el año entre lágrimas. Uno de sus personajes más ilustres falleció ayer a los 80 años de edad, causando una gran conmoción en la sociedad algecireña.

Cristóbal Delgado Gómez, 'Don Cristóbal' para todos, moría en su ciudad natal, de la que era cronista oficial y a la que ha entregado toda su carrera. La calle General Castaños, donde residía, se vistió ayer de luto para despedir a su más insigne vecino.

La hoja de servicio de Cristóbal Delgado es muy extensa, ya que ha sido cronista desde el año 1962, hijo predilecto del municipio desde 1986, director de la Red Municipal de Bibliotecas desde 1963 y titular del Instituto de Estudios Gaditanos desde 1970.

También destacó por su faceta de escritor ya que fueron varias las obras que publicó, siempre con la localidad como referente. Destacan entre ellas 'Algeciras, la ciudad de la Bella Bahía', 'Algeciras en Blanco y Negro' o 'Cosas de Algeciras'.

La biblioteca pública municipal tiene en Delgado no sólo a la persona que le da nombre, sino también a su gran impulsor. Y es que a lo largo de su vida se destacó por el apoyo constante a la cultura.

Tampoco faltó en su trayectoria la vida política ya que, como dijo el alcalde que le nombró hijo predilecto en el decreto que aprobó el 23 de enero de 1986, Ernesto Delgado, «durante sus años como teniente de alcalde, fue modelo de entrega y servicio a Algeciras».

Precisamente, el ahora candidato de UPA fue uno de los muchos personajes públicos que ayer ensalzó la personalidad del ya desaparecido.

«Era una persona que siempre estaba preocupada por Algeciras, siempre dispuesta a colaborar pero sobre todo me gustaría destacar su señorío y elegancia».

Para el que fuera máxima autoridad municipal, que se encuentra fuera de la ciudad pero intentará llegar hoy al sepelio, «su muerte una gran pérdida. Yo soy profesor de Historia y muchas veces consultaba con él, era la biblia de la ciudad».

Destacó «lo gran conversador que era, sin duda compartir un café con Don Cristóbal era una experiencia y, repito, la cortesía que tenía era impresionante, creo que es un referente».

Delgado también hizo referencia al simbólico año 2006. «Se ha marchado en el Centenario, el último día y quizás no habría estado de más un homenaje durante los fastos».

PATRICIO GONZÁLEZ

Una de las personas que más trato tuvo con Delgado, tanto en su época de alcalde como ahora en la parcela de Cultura, es Patricio González.

Tuvo conocimiento de la noticia en Lanzarote, donde pasa unos días asueto, pero desde la isla, tuvo una clara definición para explicar lo que supone para este municipio la pérdida del cronista oficial.

«Él era Algeciras, se ha ido la esencia de este pueblo, y una persona señorial y elegante». De hecho, según el político, «hasta para marcharse tuvo esa elegancia, esperó hasta el final del Centenario de la Conferencia». Aunque no lo ha dicho públicamente, el dirigente local también lamentaba que durante estos actos no se haya contado con un personaje de tanta relevancia.

«Se nos va una persona de las más importantes de la historia. Él era la elegancia de la ciudad, siempre decía que la gente de Algeciras era elegante y él personificaba eso».

Además, resaltó que era Delgado quien «conocía los grandes temas de la ciudad, tanto los que plasmó en sus libros y crónicas, como la cultura popular. Las anécdotas importantes sólo las conocía él».

Cómo anécdota González recuerda que su amigo siempre decía que «la droga que llega a la ciudad nunca entraba por Algeciras, sino por el puerto, nunca en las playas se encontraba droga», ésa era una de las miles de vivencias que se pueden contar de una persona, según el responsable de Cultura, «irrepetible».

JOSÉ IGNACIO LANDALUCE

El presidente del PP, José Ignacio Landaluce, mostró su pesar por el fallecimiento de una persona que calificó de «algecireño ejemplar en todos los aspectos que rodearon su vida cotidiana».

Landaluce expreso sus condolencias en nombre de la formación a la que representa los s familiares y amigos más allegados.

El presidente aseguró que «nadie como Cristóbal Delgado amó tanto a Algeciras, algo que durante su vida le llevó a estudiar y sacar a la luz todos los detalles, incluso aquellos más desconocidos, que rodean la historia de nuestra ciudad».

Para el popular se va «una de las personas que más y mejor dio a conocer la historia de la ciudad, además de perder a un hombre ejemplar en toda su trayectoria, tanto a nivel personal como en el ámbito profesional, que difícilmente podrá ser sustituido», concluye el alcaldable.

HERRERA Y ESPAÑA

Desde el Partido Socialista, el alcalde Tomás Herrera subrayó la trayectoria literaria de Delgado, «una persona que escribió numerosos libros, y que estaba involucrada plenamente con nuestra ciudad». También resaltó que se trataba de una persona «muy querida por todos los ciudadanos».

Por su parte, el subdelegado del Gobierno andaluz, Rafael España, dijo que «Algeciras pierde a todo un pionero a la hora de glosar y formalizar la riqueza de su historia y a un personaje que desarrolló una intensa labor en pro de la cultura, tanto en su tarea al frente de la primera biblioteca municipal como en libros de referencia claramente local».

También resaltó que «hizo alarde de forma discreta y seria de un valor por el que siempre será recordado: su profundo amor por Algeciras y su trayectoria histórica a lo largo de los tiempos. Ha sido un ejemplo como cronista y como servidor de esta ciudad», apuntó España.

Fotos

Vídeos