De delincuentes a radicales

J. C. G.CEUTA

Algunos de los detenidos en la 'Operación Duna' eran ya conocidos de los Cuerpos de Seguridad. Robos a pequeña escala y tráfico de drogas son algunos de los delitos que constan en las hojas de antecedentes penales de varias de las once personas que han sido arrestadas en este golpe al terrorismo islamista. «Son pequeños 'chorizos' que un día se hacen religiosos, se cortan el pelo, se deja la barba y empiezan a pegarse cabezazos contra la pared», relataron fuentes consultadas por SUR próximas a la investigación.

De hecho, entre el material incautado por la Policía se encuentra una balanza de precisión como la que utilizan los narcotraficantes, además de documentación falsa, otra de las actividades a través de las que el grupo podría encontrar sus fuentes de financiación.

La célula solía reunirse en un centro de oración de Príncipe Alfonso. Allí y en otros puntos de la ciudad realizaban labores de proselitismo, sobre todo con jóvenes musulmanes a los que intentaban convencer de la necesidad de llevar a cabo la 'yihad'.