El PSOE reafirma en un manifiesto la laicidad como requisito para la libertad

E. PRESSMADRID

El PSOE ha reivindicado el valor de la laicidad como «requisito para la libertad y la igualdad» en el manifiesto que ha elaborado con motivo del XXVIII aniversario de la Constitución. Además, recalca su compromiso con el fomento de la «ciudadanía como eje de la democracia» y se congratulan de la creación de la asignatura Educación para la Ciudadanía. El texto se presentará hoy en el acto de homenaje a la Carta Magna que los socialistas llevarán a cabo en Málaga bajo el lema 'Constitución, Laicidad y Educación para la Ciudadanía'.

Este manifiesto destaca que la Carta Magna de 1978, junto a la Constitución de 1931, representa «la más alta plasmación en la historia del pueblo español de su voluntad de vivir en un régimen democrático».

«Se trata, como cada año, de un acontecimiento que debe llenar de orgullo y satisfacción a los españoles pues, no en vano, tras la quiebra del régimen republicano y con él, de la legitimidad democrática, el vivido desde la promulgación de la Constitución del 78, ha sido el único período constitucional de normalidad democrática y estabilidad política», indica.

Ejercicio de igualdad

Asevera que la Constitución de 1978 es «una norma básica» que garantiza el «ejercicio en igualdad del amplio catálogo de derechos y libertades atribuido a los ciudadanos y que diseña un marco para la convivencia en paz asegurando la cohesión y la estabilidad política, social y económica».

Para el PSOE, como «pone de manifiesto el actual proceso de renovación» del Estado autonómico, en este marco de convivencia diseñado por la Norma Fundamental «tiene cabida la articulación de la diversidad territorial que caracteriza a la España plural».

«Pero -enfatiza-, además de dicha diversidad territorial, nuestra Norma básica sienta las bases para el desarrollo de otro tipo de diversidad: el que deriva del libre y plural ejercicio del derecho de libertad de conciencia de todos sus ciudadanos».

A juicio de los socialistas, en un momento «como el actual», en el que «el fenómeno migratorio está convirtiendo a la sociedad española en una sociedad multicultural, es preciso recordar y reafirmar el valor del principio constitucional de la laicidad», cuya vigencia considera esencial para que se esté «en grado de revalidar los ya 28 años de convivencia en libertad que han conducido a España a un estatus de progreso y estabilidad sin precedentes».