Mas promete ante la tumba de Wifredo el Velloso trabajar «por una patria más libre»

Carod evoca como «una aportación» al proceso de paz su reunión con ETA en Perpiñán

AGENCIASRIPOLL

El candidato de CiU, Artur Mas, reafirmó ayer «solemnemente» su «compromiso vital» con Cataluña y su voluntad de convertirse en el presidente «número 128» de la centenaria historia de la Generalitat, con un acto junto a la tumba de Guifré el Pilós (Wifredo el Velloso), «padre simbólico de la patria» catalana. En un acto cargado de simbolismo nacionalista, Mas se comprometió a intentar hacer de Cataluña «una patria más libre, justa y próspera para todos los catalanes».

El candidato convergente hizo primero una ofrenda floral en la tumba de Guifré el Pilós en el monasterio benedictino de Ripoll, fundado en 880 por este personaje histórico del siglo IX, conde de Barcelona, Cerdanya, Urgell, Conflent, Besalú, Girona, Osona y Manresa. La leyenda atribuye a Guifré el Pilós la invención de la 'senyera', la bandera catalana, cuando dejó marcado su escudo dorado con sus cuatro dedos manchados de sangre, tras ser herido de muerte por las tropas musulmanas.

Mas leyó una «declaración institucional» con la que quiso dejar claro que la «inexactitud histórica» de estos hechos «no los hace menos valiosos o ciertos», dado que «este simbolismo es patrimonio y creación de nuestro pueblo, que ha sido y quiere continuar siendo una realidad incuestionable».

Polémico encuentro

Por su parte, el republicano Josep Lluis Carod-Rovira rememoró uno de los episodios más polémicos de la legislatura que ahora acaba, la reunión que mantuvo con la cúpula de ETA en Perpiñán a comienzos de 2004. En una entrevista a Radio Euskadi, el líder de ERC aseguró que aquel encuentro -que desató una gran tempestad política que le obligó a abandonar el cargo 'conseller en cap'- fue «una aportación» al proceso de paz y se mostró «orgulloso, contento y satisfecho» de ello. No obstante, lamentó la «lentitud» con la que se desarrolla este proceso.

Posteriormente, el dirigente independentista repitió la misma idea en una conferencia pronunciada ante un centenar de estudiantes en la Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Industrial de Terrassa. Allí, Carod también pidió a los catalanes que mañana voten «con el corazón» y por convicciones y no «para ir contra otro candidato».