La Ciudad de la Justicia recibirá un flujo diario de 5.000 personas

Gaspar Zarrías anuncia la inauguración del edificio para octubre de 2007 Su construcción terminará a finales de este año y el traslado empezará en abril

MARÍA JOSÉ CRUZADOMÁLAGA
VISITA. Zarrías (centro), junto al arquitecto José Seguí y la delegada Aurora Santos. / SALVADOR SALAS/
VISITA. Zarrías (centro), junto al arquitecto José Seguí y la delegada Aurora Santos. / SALVADOR SALAS

Ya falta menos. La Ciudad de la Justicia, el edificio más grande de uso administrativo de Andalucía, se inaugurará en octubre de 2007 y albergará diariamente a 5.000 personas, 1.500 trabajadores y el resto, usuarios. A finales de año se recepcionará la obra; de enero a marzo se equipará; en abril se iniciará el traslado y en octubre abrirá sus puertas coincidiendo con la inauguración del curso judicial. Así lo anunció ayer el consejero de la Presidencia, Gaspar Zarrías, tras su visita a las obras del complejo judicial.

El edificio, el primero de sus características en Andalucía, albergará 88 órganos judiciales y agrupará a las siete sedes actualmente dispersas en la capital. Esto traerá ventajas e inconvenientes. Entre los segundos está el tráfico. Para este flujo diario de 5.000 personas sólo se construirán unas 700 plazas de aparcamiento, 166 subterráneas y algo más de 500 exteriores, claramente insuficientes, lo que provocará aún mayor caos circulatorio en la zona de Teatinos, ya de por sí bastante saturada por el campus universitario. La buena noticia es que aliviará, y bastante, el tráfico matutino en el Paseo de Reding, Compositor Lehmberg Ruiz, calle Hilera, Alameda Principal, y Mauricio Moro Pareto, donde actualmente se ubican las principales sedes judiciales. Además, la Junta se ahorrará 1.058.000 euros en alquiler, ya que sólo las ubicadas en Muelle Heredia, Miramar y Compositor Lehmberg Ruiz son de su propiedad.

Agilidad

La otra gran ventaja es que dará respuesta a los problemas burocráticos que tiene actualmente la justicia en esta ciudad derivados de la falta de medios. Permitirá mejorar la prestación del servicio y proporcionará a funcionarios, jueces y fiscales unas mejores condiciones para que lleven a cabo sus tareas. Hasta ahora se cancelaban muchos juicios porque los abogados no podían estar presentes en dos sedes judiciales distintas casi al mismo tiempo. Sin embargo, hasta que el edificio no esté a pleno rendimiento, los cinco meses de traslado provocarán un atasco que hará aumentar los casos pendientes.

El cambio, sin embargo, será positivo. Las dantescas cifras del edificio hablan por sí solas. Cuatro años de obras, más de 78 millones de euros de presupuesto y 70.000 metros cuadrados construidos. Para hacerse una idea, el tamaño del inmueble equivale al de dos campos de fútbol como La Rosaleda. El edificio consta de cinco plantas, sótano y semisótano. Todavía no se ha concretado su distribución, pero Juan Lino, gerente de la Ciudad de la Justicia, explica que las dos salas para la celebración de juicios con jurado irán en la planta baja; en las dos primeras se ubicarán los juzgados de Instrucción y Penal, la tercera la ocupará la Fiscalía y el Instituto de Medicina Legal, y la cuarta se destinará a las distintas secciones de la Audiencia.

Gaspar Zarrías subrayó ayer que Málaga será la primera en inaugurar su Ciudad de la Justicia, un proyecto que, según dijo, supone «un salto cuantitativo y cualitativo importante». A lo que José Seguí, arquitecto del proyecto, añadió que «se pretendía hacer un edificio funcional que fuera un hito en Teatinos». Y se ha conseguido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos