Carlos Haya: un caso muy controvertido

A. M. R.MÁLAGA
Una de las huellas más palpables de la dictadura es el nombre del Hospital Carlos Haya, inaugurado el 30 de abril de 1956 y al que se bautizó con el nombre de este piloto de élite de la aviación franquista./
Una de las huellas más palpables de la dictadura es el nombre del Hospital Carlos Haya, inaugurado el 30 de abril de 1956 y al que se bautizó con el nombre de este piloto de élite de la aviación franquista.

El 30 de abril de 1956, Francisco Franco inauguró el Hospital Carlos Haya (en cuya capilla, incluso, rezó) bautizado así en honor de uno de los pilotos más destacados de la aviación española y que participó en el bando franquista durante la guerra civil. En estos cincuenta años, el centro hospitalario ha ido creciendo en cantidad y calidad, convirtiéndose en uno de los referentes andaluces. Muchos de sus pacientes, visitantes e incluso trabajadores ignoran la biografía de dicho piloto.

Hace unos años IU emprendió una campaña para cambiarle el nombre y llamarlo Blas Infante, en homenaje y recuerdo del considerado padre de la patria andaluza. La Comisión Provincial de Salud aprobó este cambio, que ratificó la Consejería de Salud. Sin embargo, la controversia creada a su alrededor llevó a la Junta a adoptar una solución salomónica. Así, el actual Hospital Carlos Haya (pabellones A y B), el Materno Infantil, el Hospital Civil, Hospital de Ciudad Jardín (antigua Cruz Roja) y el Centro de Alta Resolución de Especialidades (CARE) pasará a llamarse Complejo Hospitalario Blas Infante cuando concluyan los actos conmemorativos de su medio siglo de existencia, mientras que el hospital, situado en la avenida del mismo nombre, mantendrá el de Carlos Haya. Una solución que no ha dejado a todos satisfechos.

Fotos

Vídeos