Las entrañas de la Málaga subterránea

Las entrañas de la provincia esconden paisajes imposibles a cientos de metros bajo tierra. Málaga cuenta en su haber con bellas y emblemáticas cuevas que conforman todo un mundo por descubrir

TEXTO: J. J. BUIZA FOTOS: A. MORENO
CUEVAS MUY DIFERENTES. En la provincia se encuentran desde simas profundas a bellos paisajes bajo el subsuelo. / A. MORENO/
CUEVAS MUY DIFERENTES. En la provincia se encuentran desde simas profundas a bellos paisajes bajo el subsuelo. / A. MORENO

LAGOS subterráneos, galerías gigantescas, pinturas milenarias, colonias de murciélagos... Salvo por los dinosaurios, la Málaga subterránea se asemeja mucho al centro de la Tierra que imaginara Julio Verne. Más allá de las archiconocidas del Tesoro y de Nerja, la provincia está salpicada por decenas de cuevas muy poco visitadas y sólo frecuentadas por aventureros, espeleólogos, investigadores y arqueólogos. Algunas exigen una preparación especial, pero otras pueden ser exploradas por cualquier persona sin miedo a la claustrofobia.

CUEVA DEL GATO

Serranía de Ronda

Una viaje espectacular

Término municipal: Benaoján y Montejaque.

Cómo llegar: Tomar la MA-555 (Ronda-Benaoján). La boca está junto a la vía del ferrocarril Algeciras-Ronda.

Recomendaciones: Se precisa una buena preparación física y nociones de espeleología.

Viajeros románticos, bandidos fugitivos y audaces espeleólogos han recorrido estas cavidades a lo largo de las épocas. En realidad, no hablamos de una, sino de dos cuevas. El sistema Hundidero-Gato es una gigantesca travesía subterránea de 4,5 kilómetros y con dos bocas de acceso en Montejaque y Benaoján. Entre ríos, cascadas y lagos subterráneos, enormes galerías encierran en sus paredes inmensas estalagmitas y rocas de curiosas formas.

La entrada desde Benaoján, llamada cueva del Gato por su semejanza con las fauces de un felino, fue habitada por el hombre hace ya 14.000 años, como atestiguan las pinturas y los restos arqueológicos hallados en su interior. La gruta ha fascinado desde siempre a poetas y escritores por la belleza de su interior, aunque de un tiempo a esta parte es uno de los hitos de la espeleología andaluza. Recientemente ha sido además objeto de polémica, ya que la Junta ha restringido el permiso para entrar a las empresas de ocio y aventura. José Antonio Berrocal, presidente de la Federación Andaluza de Espeleología, no entiende esta postura, sobre todo en una cueva que exige de una gran preparación y buenos equipos. «Yo he visto a gente que ha terminado la travesía y se ha tirado al suelo llorando», afirma.

SIMA GESM

Sierra de las Nieves

La cueva más profunda de Andalucía

Término municipal: Tolox.

Cómo llegar: Es necesario adentrarse en el parque natural hasta llegar a los Hoyos del Pilar.

Recomendaciones: Hace falta un permiso especial y estar adscrito a la Federación Andaluza de Espeleología.

La Sima Gesm es el Everest de la espeleología andaluza. Una impresionante cavidad en vertical que se traduce en un reto deportivo que exige de una preparación física, técnica y mental a otro nivel. Con más de 1.000 metros, la sima es la cueva más profunda de Andalucía y la número 12 en España, aunque cada año se llevan a cabo nuevas exploraciones que varían el ránking (en el momento de su descubrimiento, en los años 70, fue considerada la cuarta más profunda de todo el mundo). «Es algo que está destinado sólo a espeleólogos muy experimentados», explica José Antonio Berrocal.

Durante cuatro años, se han venido realizando exploraciones anuales en las que se han descubierto más de 2.500 metros de nuevas galerías y se ha descendido por pozos enormes, como el llamado Paco de la Torre, de 161 metros de vertical y que es uno de los más grandes de España a esa profundidad. Tal y como explican desde el Interclub Sierra de las Nieves, fue en Sima Gesm donde la espeleología andaluza evolucionó de las pesadas escalas con cables de acero a la técnica alpina. Los espeleólogos se valen además de un sistema especial de comunicaciones, con transmisores de voz sin cables y la instalación de subestaciones telefónicas cada 200 metros de desnivel.

CUEVA DE LA PILETA

Serranía de Ronda

Una joya de la Prehistoria

Término municipal: Benaoján.

Cómo llegar: Por una desviación indicada en la carretera MA-501.

Recomendaciones: Puede solicitarse visita en el 952 167 343.

Frente al interés deportivo, otras cuevas evocan más una historia que se remonta miles de años en el tiempo. La cueva de la Pileta, abierta al público, supone un recorrido por 30.000 años de arte prehistórico que alcanza unas magníficas cotas de calidad.

Por motivos de conservación, no se muestra la totalidad de las pinturas rupestres, aunque hay cientos de muestras y motivos pictóricos entre los que pueden adivinarse ciervos, caballos y cabras de épocas paleolíticas y postpaleolíticas. Dentro de la cueva, que ha sido objeto de numerosos estudios arqueológicos, sobresalen especialmente las pinturas conocidas como 'La yegua preñada' o 'El gran pez', de metro y medio de largo y situada en una de las zonas más profundas. Descubierta a principios del siglo pasado, posee unos dos kilómetros de longitud (la visita se limita a unos 500 metros) y en 1924 fue declarada Monumento Nacional.

CUEVA DE ARDALES

Valle del Guadalhorce

Un museo de arte rupestre

Término municipal: Ardales.

Cómo llegar: Hay que concertar la visita en el museo (952 458 046) y llevar un vehículo propio para los desplazamientos.

Recomendaciones: Calzado no resbaladizo y ropa de abrigo (la temperatura es de 16,5 grados). No es aconsejable a menores de siete años ni personas con problemas de movilidad.

Si la cueva de la Pileta es rica en pinturas, la de Ardales es uno de los mejores ejemplos de arte rupestre grabado. Entre las paredes de la gruta, descubierta en 1821 gracias a un terremoto, pueden contemplarse más de 50 figuras de animales que los habitantes del paleolítico superior (hace 20.000 años) inmortalizaron a base de punzones o herramientas de sílex. Pedro Cantalejo, director del Museo Municipal de Ardales y uno de los mayores estudiosos de la cueva, no duda en catalogarla como una de las mejores colecciones de arte rupestre europeo. Recientes investigaciones revelaron también la existencia de huellas fósiles de niños de entre siete y nueve años en algunas galerías. Los expertos creen que las pinturas y los grabados podrían tener por ello un fin pedagógico.

Cantalejo explica que la necesidad de preservar tanto las muestras de arte rupestre como los vestigios arqueológicos lleva a restringir las visitas hasta un máximo de 2.000 al año, de las que 500 deben ser de estudiantes.

CUEVA DE BELDA

Comarca de Antequera

La morada de los murciélagos

Término municipal: Cuevas de San Marcos.

Cómo llegar: Tomar la A-45 en dirección a Antequera y la A-6212 hasta pasar Cuevas Bajas. La cueva está en la Sierra del Camorro.

Recomendaciones: Es una buena opción para iniciarse en la espeleología con pequeñas incursiones.

La cueva de Belda pasa por ser una de las colonias de murciélagos más importantes de España. Pero la presencia de estos mamíferos alados no ha espantado a curiosos y aventureros ávidos de adentrarse en sus profundidades. Con un tamaño discreto (300 metros de desarrollo), esta gruta guarda en su interior pequeños lagos y riachuelos que conforman atractivos rincones.

José Antonio Berrocal cree que es un buen lugar para llevar a cabo actividades de iniciación a la espeleología, pero llama la atención sobre las obras que se están realizando para acondicionar la entrada y el peligro que pueden suponer para los murciélagos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos