La silla para los bebés viajeros

Imagen de la nueva silla Mak II. /
Imagen de la nueva silla Mak II.

La conocida firma de puericultura MacLaren lanza su nuevo modelo Mark II, el más ligero del mercado

LUCÍA PALACIOSMadrid

Todo padre conoce la de artilugios que uno tiene que comprar para su bebé. Cada vez hay más 'aparatos' que hacen la vida más fácil a quienes van a tener un hijo, muchos de ellos prescindibles (¿es necesario tener un calienta biberones, un cojín para la lactancia, unos 'walkie-talkies' para escuchar el ya de por sí estruendoso llanto de un recién nacido?). Pero lo que tiene que haber sí o sí en cualquier casa en la que habite un pequeño es una silla de paseo. Y la marca líder en este sector sin duda es MacLaren, que ahora ha conseguido lanzar al mercado la silla más ligera del mundo (al menos así la publicitan).

La prestigiosa firma de puericultura se ha retrotraído hasta 1965 y ha usado la primera silla que creó su fundador, Owen MacLaren, como fuente de inspiración. El resultado ha sido un modelo nuevo con un diseño ultramoderno y con un objetivo prioritario: reducir el peso al máximo, pero sin renunciar a la seguridad y a la calidad de los materiales de última generación que siempre ofrece esta empresa.

El núcleo del chasis de la Mark II está realizado de forma hexagonal y con aluminio de grado aeronáutico, que ofrece una mayor resistencia y durabilidad, sin perder ligereza. Destaca también el asiento, diseñado con una tela antidesgarros, y la capota de gran tamaño, que ofrece protección solar UPF50+ y es impermeable al agua, con visor extensible para una cobertura máxima y con una ventana cubierta con una malla para ver al bebé y evitar accidentes.

Pros y contras

Otros puntos que cabe destacar sobre la silla de paseo son el nuevo manillar antimicrobiano, una primicia en la industria, nueve veces más duradero que la espuma, y la suspensión en las 4 ruedas para lograr una maniobrabilidad superior sobre terrenos irregulares. Además, no hay que olvidarse de las características claves de Maclaren: los cinco puntos de sujeción y el plegado con una sola mano (en solo 5 segundos), así como una gran cesta extragrande para tener las cosas siempre a mano. Como novedad, la correa de transporte, que permite cargar la silla de paseo fácilmente al hombro mientras llevas al bebé, y la correa de sujeción, para mantenerla segura y atada allá donde vayas.

Pero también le vemos algún punto en contra: no tiene reposapiés, solo dispone de una posición de reclinado (con lo que el bebé no podrá dormir cómodamente) y no se puede meter en la lavadora como otras sillitas de MacLaren.

Está disponible en cuatro colores: fucsia, naranja, azul marino y plateado, a un precio en torno a los 170 euros. Y puedes completarla con una colchoneta, para mayor comodidad del bebé, un saco para mantenerle calentito en invierno y una red antimosquitos.

Desde luego es una opción más a tener en cuenta,pero no parece un imprescindible sino una especia de 'plus', puesto que con esta silla tu bebé no podrá dormir plácidamente. Sus características la hacen especialmente apta para aquellas ocasiones en que te desplaces y tengas poco espacio, o ya cuando los niños son un poco mayores y solo necesitas una silla para que estos descansen tras mucho peregrinaje. Para esas familias inquietas, aventureras y muy viajeras.