Fito Vergara en concierto este viernes con Alba Jiménez

Fito Vergara./Félix Palacios. Archivo
Fito Vergara. / Félix Palacios. Archivo

Obtuvo el título de 'Mejor disco de jazz del año' en los Premios de la Música Independiente en 2016

CLAUDIA SAN MARTÍN

Tiene nombre artístico conocido y una personalidad acusada, con boina y guitarra siempre a cuestas, Adolfo Vergara, más conocido como Fito, nació rodeado de guitarras, o más bien, con una de ellas bajo el brazo. Desde pequeño desarrolló la destreza de mover la mano izquierda acertadamente en el mástil, y la derecha rasgando rítmicamente las cuerdas, o al revés, porque la primera guitarra que cogió este músico malagueño fue la de su padre, que era zurdo.

Vergara estuvo toda su infancia rodeado de talento, música y poesía, así que su predisposición por el mundo de las artes se desarrolló rápidamente. Desde entonces, su pasión por escribir y crear le llevó a reunir más títulos que un noble: músico, cantante, productor, luthier, graduado en Gestión y Administración de Empresas, técnico de sonido, pintor y hasta poeta.

Su otro interés desmedido por la producción musical, que le llegó a los 17 años con su primer disco con el afamado grupo de la escena del metal progresivo, Abyss, ha seguido creciendo y desarrollándose entre Madrid y Málaga. Fito tiene su propio estudio de grabación en casa, al que acuden músicos consolidados de la escena malagueña a poner sus voces e instrumentos en manos de este artista, como por ejemplo, Dry Martina con su último álbum 'Ahora!', que obtuvo el título de 'Mejor disco de jazz del año' en los Premios de la Música Independiente en 2016.

Fito se define como «un ser musical», y desde luego, no concibe su vida sin estar rodeado de arte, instrumentos y amplificadores. «No puedo decir que es una suerte dedicarme a lo que me dedico porque me lo he currado, siempre he trabajado de esto», comenta. A pesar de la complicación de estar constantemente presente en este mundillo, el pasado marzo, el espectro musical del pop-rock recibió otro hijo más: 'Espacios inventados', el segundo disco de este artista en el que han colaborado 15 artistas. Se trata de nueve canciones que gritan verdades, con letras directas al corazón, sonidos claros y pegadizos, estrofas trabajadas que invitan a la reflexión: «es el resultado de todo lo que he aprendido como productor y todo lo que he trabajado en otros discos de compañeros», afirma Fito. Será este viernes 7 de junio cuando se podrá ver a este artista en directo acompañado de Alba Jiménez, en un concierto íntimo y cómplice en la sala Exit, en el Centro de Málaga a partir de las 21.00 horas. Sin duda, una oportunidad especial para conocer de cerca a un talento medio oculto que despieza su arte en salas y bares de aforo reducido en la ciudad.