El Plan Guadalmedina se queda fuera del desarrollo previsto para los próximos diez años

El Ayuntamiento ha preferido no trazarlo hasta que no se decida una solución hidráulica para embovedar el río Ampliarán las avenidas de los márgenes y crearán puentes

JESÚS HINOJOSAMÁLAGA
El Plan Guadalmedina se queda fuera del desarrollo previsto  para los próximos diez años/
El Plan Guadalmedina se queda fuera del desarrollo previsto para los próximos diez años

El avance del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) llegó a plasmarlo en los planos, pero en el documento para la aprobación inicial no aparece. El Plan Guadalmedina, llamado a cerrar la cicatriz del cauce que divide en dos a la ciudad, ha sido retirado de la planificación urbanística propuesta para la Málaga de los próximos diez años a la espera de que se tome una decisión sobre la solución hidráulica para desviar el caudal del río y proceder a su embovedado. El alcalde, Francisco de la Torre, afirmó que «aún tiene que producirse una profunda reflexión sobre este proyecto, antes de plasmarlo en el PGOU» y agregó que una operación de importancia como ésta requiere de una oficina urbanística propia que la impulse.

No obstante, responsables municipales comentaron que el hecho de que no figure en el Plan General no significa que se le haya restado importancia y confiaron en que las diferentes administraciones implicadas en la actuación puedan llegar a una solución definitiva en los próximos años.

Ensanche

Entretanto, el PGOU sí diseña actuaciones para mejorar los flujos circulatorios de las márgenes del río. Así, prevé continuar el eje de dos carriles por sentido de las avenidas de Jacinto Benavente, Ramón y Cajal y Jorge Silvela en la calle Huerto de los Claveles, que se ensancharía para lograr la ampliación de su calzada. Además, este eje tendría pasos inferiores a la altura del arroyo del Sastre (norte de Las Virreinas) y la avenida de Valle-Inclán para canalizar mejor el tráfico de las calles transversales y eliminar intersecciones.

Asimismo, el documento plantea que se construya un nuevo puente paralelo al de Armiñán que conforme con éste una especie de rotonda sobre el cauce desde la que se desdoblará el eje del Guadalmedina a lo largo de los pasillos de ambas márgenes del río, hasta llegar al eje litoral. Así, la orilla occidental (la que discurre junto a la Trinidad y El Perchel) quedaría en sentido hacia el sur por completo, para lo que también van a comenzar en breve las obras del cambio de sentido del pasillo del Matadero y su conexión con el paseo marítimo de Antonio Machado.

Por su parte, la orilla oriental quedaría en sentido hacia el norte y discurriría soterrada a la altura del Centro de Arte Contemporáneo para respetar el espacio peatonal creado en el entorno de este equipamiento cultural.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos