Alcántara: «Emilio Quintanilla Buey es un símbolo de la 'varia España'»

El autor ilerdense defiende el rigor métrico y la musicalidad al recoger el XIV Premio de Poesía Manuel Alcántara «Escribo poemas desde que era niño», afirma el galardonado

A. J. LÓPEZMÁLAGA
Alcántara: «Emilio Quintanilla Buey  es un símbolo de la 'varia España'»/
Alcántara: «Emilio Quintanilla Buey es un símbolo de la 'varia España'»

Más de 600 autores habían presentado un millar de trabajos. Al final de las deliberaciones, el jurado se quedó con dos para la última votación. Decidido el ganador, la sorpresa llegó cuando se abrieron las plicas. Los dos poemas finalistas llevaban la misma firma: Emilio Quintanilla Buey. Ha pasado casi un mes desde aquel día y el autor ilerdense visitaba ayer Málaga por primera vez en su vida para recoger el XIV Premio de Poesía Manuel Alcántara.

Minutos antes del acto de entrega del galardón, Emilio Quintanilla Buey (Juneda, Lérida, 1932) confesaba que su aparición en el panorama lírico no ha sido demasiado convencional. «Escribo poemas desde que era niño, pero sólo los publico desde hace nueve años», comentaba el autor de 74 años que con la composición 'Canto a la soledad' se ha hecho con el premio de mayor dotación del país -5.000 euros- a un solo poema.

La pieza galardonada está compuesta por tres sonetos encadenados, una estructura clásica y cerrada. «No soy un poeta al uso en cuanto al verso libre y las estructuras libres, que parecen tan de moda en la actualidad. Cultivo mucho la musicalidad de mis poemas y para mí el rigor métrico es muy importante», explicaba ayer Quintanilla.

Aunque nacido en Cataluña, el poeta galardonado se siente en buena medida «castellano», ya que fue en esta zona del país donde pasó su adolescencia y juventud, después de vivir su niñez en el País Vasco y Galicia. Con esta carta de presentación, no es extraño que Manuel Alcántara se refiriera ayer a Quintanilla como «un símbolo de la 'varia España', que decía Azorín».

La labor del jurado

En su intervención, el poeta y articulista de SUR agradeció el apoyo que prestan a esta iniciativa tanto el Ayuntamiento de Málaga como la Fundación Unicaja, que se hace cargo de la dotación económica del galardón. Pese a llevar su nombre, Alcántara nunca ha participado en el jurado de este premio, presidido desde su primera edición por Alfonso Canales. «Una misión difícil, la de ser jueces de la inefable poesía. ¿Cómo se mide? Yo, que nunca he estado en este tribunal, atestiguo de su imparcialidad, de su libertad y de su rigor», defendió Alcántara durante la entrega de premios, que se celebró en el patio de armas del castillo de Gibralfaro justo al caer la tarde.

El poeta malagueño recordó que la obra ganadora trata sobre la soledad. «Ya saben: hay quien está solo y quien es solo. Hay una soledad voluntaria, administrable, y otra impuesta. Poco que ver tienen la una con la otra», reflexionó ante un nutrido grupo de representantes de la vida cultural de la ciudad.

Por último, Alcántara quiso recibir a Quintanilla Buey en la nómina de los autores distinguidos con este premio: «Bienvenido a esta tierra solar y a este mar disfrazado de lago la mayor parte de los días. Hoy se abren las puertas doradas del verano, que dicen que es la estación de la dicha. Bien está que por esas puertas entren, cada año, algunos versos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos