El atleta de la chispa de la vida

Ugo Sansonetti brilló en el mundial de veteranos de San Sebastián el pasado mes de septiembre y ahora es la estrella del nuevo anuncio de Coca-Cola

TEXTO:M. J. SILVANO
El atleta de la chispa de la vida/
El atleta de la chispa de la vida

HAN transcurrido nueve meses desde que se disputó en San Sebastián el Campeonato del Mundo de atletas veteranos, y una de sus estrellas fue el italiano Ugo Sansonetti, que a sus 87 años logró seis medallas -cinco de oro y una de plata. Ahora Ugo se asoma a todas las pantallas de televisión como protagonista de un original anuncio de Coca-Cola en el que demuestra su buena forma física.

En el anuncio -creado por la agencia Sra. Rushmore y rodado en la Universidad Complutense de Madrid- aparece la imagen del vital octogenario personificando la chispa de la vida. «Cuando terminó el campeonato me hablaron sobre un proyecto en el que necesitaban a un atleta veterano que encarnase el espíritu de la marca. Me pareció interesante y acepté la oferta», señala Ugo.

Sansonetti ha sido un empresario destacado en Italia, propietario de varias empresas con miles de trabajadores. Además, ha hecho sus pinitos como escritor al publicar el libro 'Non fermarsi Mai', que traducido al castellano diría algo así como 'No pare nunca'. «En él relato mi experiencia como atleta y detallo los logros que he obtenido de este saludable y bello deporte».

Diez hijos y 25 nietos

Comparte matrimonio desde hace 60 años con su mujer, Carla, a la que adora. Tiene diez hijos, veinticinco nietos y cuatro biznietos. «Me siento muy afortunado y feliz y todos los días doy gracias a Dios por todo lo que me ha concedido: la familia, la salud y el trabajo».

Desde hace unos cuantos años, Ugo Sansonetti disfruta de una merecida jubilación, ya que a lo largo de sus 87 espléndidos años ha llevado una vorágine intensa de trabajo como empresario, escritor o laureado atleta.

«No me ha dado tiempo de aburrirme. Cuando tenía unos cuantos años menos, fui director de numerosas empresas de Italia con un volumen de trabajadores considerable. La primera de ellas tuvo un significado muy especial, porque logré entrar en la selva virgen de Costa Rica, sin habitantes y con animales salvajes, transformándola en una región próspera que en la actualidad tiene 120.000 habitantes que se hallan sobre 200.000 hectáreas y que la bauticé con el nombre de San Vito Coto Brus. Por dicha labor, el Gobierno de Costa Rica me concedió la distinción de Ciudadanía de Honor. El 1 de mayo, el ahora ex presidente de la República italiana Carlo Azeglio Ciampi, me concedió la Estrella del Maestro del Trabajo, por la trayectoria empresarial que desarrollé en Costa Rica», destaca el atleta.

Cuerda para rato

También impresiona el palmarés de este saludable italiano. «Mis inicios en la competición son un poco tardíos. Empecé a correr a los 74 años. En estos trece años he participado en todos los mundiales y europeos tanto de pista cubierta como al aire libre y he obtenido un mínimo de una medalla de oro, siendo lo normal conseguir de tres a cinco en cada competición».

El próximo año, la localidad italiana de Riccione albergará el Mundial, y Ugo Sansonetti saltará a la pista con hambre de medallas. «Para mí un Mundial de Atletismo Veterano me hace sentir especial y protagonista directo del acontecimiento. Aunque tengo que reconocer que impresiona ver correr 100 metros a un hombre de 93 años en 20.30. Es algo sorprendente».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos