El Unicaja pasa a semifinales tras derrotar al Estudiantes en el tercer partido (80-75)

El equipo de Scariolo se enfrentará al Joventut el próximo 1 de junio en el Martín Carpena

EFE MÁLAGA

80 - Unicaja (24+20+18+18): Sánchez (7), Brown (4), Herrmann (15), Garbajosa (10), Santiago (18) -cinco inicial-, Pietrus (-), Cabezas (9), Rodríguez (9), Risacher (8) y Nicevic (-).

75 - Adecco Estudiantes (18+23+13+21): Rodríguez (9), Jasen (12), Jiménez (13), Iturbe (3), McDonald (28) -cinco inicial-, Azofra (4), Bueno (2), Evtimov (-), Suárez (-) y Mendiburu (4).

Arbitros: Arteaga, Pérez Pizarro y Araña. Sin eliminados.

Incidencias: tercer encuentro de los cuartos de final por el título de la Liga ACB 2005-06 disputado en el Pabellón Martín Carpena ante unos 10.000 espectadores.

El Unicaja solventó la eliminatoria de cuartos contra el Estudiantes en el tercer partido de la serie con la misma autoridad que en los dos choques previos y sin dar opción alguna al conjunto madrileño, que resistió hasta el tercer cuarto antes de firmar el adiós definitivo a una temporada difícil, aunque dignamente rematada gracias a la clasificación para las series por el título.

Los madrileños cedieron de nuevo la iniciativa al cuadro dirigido por el italiano Sergio Scariolo desde la salida. También es cierto que el Unicaja anotó todos sus lanzamientos en los primeros cuatro minutos (12-9). Esta vez, sin embargo, lograron colocarse a rueda de la mano del perímetro con Nacho Azofra salido del banquillo en el puesto de Sergio Rodríguez (15-14 m.8) y plantar cara hasta mientras le duraron las fuerzas.

La entrada del veterano base revitalizó al Estudiantes, que alcanzó los segundos finales del cuarto a un punto (19-18), pero siguió sin soluciones para frenar al puertorriqueño Daniel Santiago y al hispano-argentino Walter Herrmann que, con ocho puntos cada uno, dieron seis tantos de renta a los suyos al final del corte (24-18).

Los malagueños siguieron bien asentado en defensa y muy rápido en las transiciones. Los balones interiores, los tiros abiertos y las posesiones cortas le adelantaron otra vez sin que el reloj apenas avanzase (31-22 m.13).

El marcador estaba a un paso de señalar el primer alejamiento serio del Unicaja, que superó los diez puntos de distancia sobrado en defensa y sin complicaciones ofensivas (42-31 m.17). El margen en el resultado tenía más consecuencias negativas para el conjunto de la calle Serrano, que empezaba a acusar psicológicamente la fortaleza del rival.

El Estudiantes se aferraba al partido con las uñas. Carlos Jiménez y el estadounidense Will McDonald le devolvieron la esperanza para superar un momento crítico y seguir luchando (42-39 m.19 y 44-41 m.20). El pívot norteamericano siguió en la brecha ante la impetuosa salida andaluza del tercer cuarto (51-49). Sus puntos y el rebote ofensivo alimentaban la incertidumbre, aunque sin el más síntoma de nerviosismo en las filas locales.

Le tocaba el turno a Jorge Garbajosa. El pívot cobró protagonismo en ataque justo cuando el Estudiantes atravesaba las mayores complicaciones ofensivas. La recta final del tercer cuarto fue un infierno para los colegiales, que volvieron a perder de vista la estela malagueña (62-52 m.30).

El equipo madrileño perdió la posibilidad de forzar un cuarto encuentro en ese momento. Ya no encontró fuerzas y la tripleta Rodríguez-Jiménez-McDonald tampoco pudo multiplicarse. El Unicaja ponía la guinda a una serie perfecta y ahora jugará en semifinales ante el DKV Joventut el próximo jueves tras derrotar al Gran Canaria en Badalona (81-76).