El Unicaja gana en Valladolid y es virtual líder de la ACB (73-81)

SURMÁLAGA

73. Fórum Valladolid (21+18+17+17): Corrales (3), San Emeterio (3), Radulovic (22), Davis (11), Hopkins (15) -cinco inicial-, Manu Gómez (5), Santos (6), Morlende (-) y Gomis (8).

81. Unicaja de Málaga (20+20+26+15): Pepe Sánchez (7), Brown (6), Herrmann (11), Garbajosa (19), Santiago (10) -cinco inicial-, Berni Rodríguez (9), Risacher (-), Nicevic (11), Cabezas (8) y Pietrus.

Arbitros: Mitjana, Alzuria y Cardús. Eliminaron por cinco faltas personales al jugador del Unicaja de Málaga Pietrus (min.39).

Incidencias: Encuentro correspondiente a la vigésimo novena jornada de Liga ACB, disputado en el pabellón Pisuerga ante unos 6.000 espectadores.

El Unicaja venció ayer en la pista del Fórum Valladolid (73-81) y ejerce de líder virtual de la Liga ACB tras la derrota del Barcelona en Gran Canaria. Sin embargo, no lo es a efectos clasificatorios por aquello de que ahora se produce un triple empate a 21 victorias entre el Tau, el equipo malagueño y el Barcelona, y a falta de jugarse el partido entre los equipos vasco y catalán en la última jornada de la fase regular, se tiene en cuenta el ‘basketaverage’ general de puntos a favor y en contra. Independientemente de ese resultado, el Unicaja estará por encima de esos rivales en caso de empate ya que es el equipo que tiene ganado el ‘basketaverage’ particular, que es el dato que cuenta una vez completada la fase regular.

El Fórum Valladolid se quedó sin ideas para contrarrestar la indiscutible calidad del Unicaja de Málaga, que tuvo en Garbajosa a su principal baluarte, lo que les deja en una situación muy comprometida en la lucha por la permanencia y una mayor presión para afrontar los últimos compromisos ligueros.

En el primer cuarto la igualdad fue la tónica dominante. Una primera toma de contacto entre dos rivales que salieron de inicio a por la victoria y que se mostraron consistentes en defensa, aunque los vallisoletanos lograron obtener un punto de ventaja con el que afrontar el siguiente tiempo (21-20).

Garbajosa y Herrmann fueron dejando constancia de su gran calidad, mientras que en el Fórum, Radulovic se hizo notar en ataque y, sobre todo San Emeterio, en el terreno defensivo, por lo que todos ellos se mantuvieron en pista durante estos primeros diez minutos.

La defensa del conjunto malagueño se afianzó en el segundo cuarto, hasta el punto de que, en el ecuador del mismo, tan sólo Manu Gómez fue capaz de anotar (cinco puntos), mientras los de Sergio Scariolo, que volvió locos a los vallisoletanos con su baile de rotaciones, se mostraron como un grupo compacto y, en el minuto 13 lograba, de la mano de Nicevic, situarse por delante en el marcador (26-27).

El regreso de Radulovic a la pista, aun a pesar de cometer varios errores, junto con el gran trabajo ofensivo de Hopkins, permitieron al Fórum mantenerse en el partido, aunque el dominio del juego se trasladó al bando visitante, con un destacado Santiago bajo la canasta, con lo que finalmente la diferencia de un punto regresó al electrónico, aunque esta vez a favor del Unicaja (39-40).

En la reanudación, los de Paco García recargaron las pilas y, jugando en bloque, conseguían volver a recuperar el mando en el resultado (48-42), pero Garbajosa devolvió la igualdad (48-48) y, a partir de ese momento, el Fórum se salió del partido, cometiendo numerosos errores, que los malagueños aprovecharon en su beneficio.

La gran dirección de juego de Pepe Sánchez se notó en el Unicaja, que no se esforzaba demasiado para hacer valer la calidad de sus jugadores y, a falta del último cuarto, la renta llegó a los diez puntos (56-66), aunque lo peor no era tanto la diferencia, como la falta de ideas de los vallisoletanos.

El último y definitivo tiempo fue más de lo mismo, un Fórum que lo intentaba por momentos pero que no tuvo la cabeza fría para hacer frente a la superioridad visitante y acabó sucumbiendo al poderío de los malagueños, que se mostraron muy seguros a lo largo de todo el partido.

Gomis intentó recortar diferencias, pero la ausencia de Hopkins en el juego interior, a lo que se unió un Davis renqueante, fueron determinantes en el juego del Fórum, que volvió a perder en casa y además con una paupérrima actuación.