Los emigrantes andaluces recibirán más prestaciones sanitarias y educativas con la nueva ley

La Junta confía en duplicar la media actual de retornados, que se sitúa en unos 4.200 al año Los empresarios obtendrán ayudas concretas para trasladar sus pequeñas y medianas empresas

ANTONIO MONTILLASEVILLA
Los emigrantes andaluces recibirán más prestaciones sanitarias y educativas  con la nueva ley/
Los emigrantes andaluces recibirán más prestaciones sanitarias y educativas con la nueva ley

El Consejo de Gobierno ha aprobado esta semana el proyecto de Ley Reguladora del Estatuto de los Andaluces en el Mundo. Esta norma, que derogará a otra vigentes desde 1986, supera el actual reconocimiento a este colectivo como raíz de un movimiento asociativo internacional y se centra en los derechos y deberes individuales de estos emigrados.

Una persona que se plantee regresar a Andalucía con su familia tras años en el exterior -ya sea en otra comunidad autónoma o en otro país- gozará, cuando entre en vigor este Estatuto, de nuevos argumentos para el retorno.

Los hospitales andaluces estarán abiertos desde el primer día para estos ciudadanos. Lo mismo ocurrirá con las plazas escolares o las ayudas sociales. Antes, para solicitar una vivienda protegida, el retornado debía acreditar una estancia mínima en Andalucía de tres años. Ahora lo podrá hacer a partir del primer día en que se empadrone en un municipio andaluz.

Los que opten por quedarse también salen ganando con esta ley. Podrán, por ejemplo, pedir el amparo de Defensor del Pueblo Andaluz en cuestiones puntuales o presentarse como candidato a unos comicios andaluces, siempre que cumpla con el requisito previo de ir en una lista electoral por una de las ocho circunscripciones andaluzas. No obstante, una de las causas que retrae a una parte de esos 1,8 millones de emigrantes andaluces es la necesidad de seguir con su pequeña o mediana empresa. Para intentar combatir esto, la Junta prevé ayudas económicas concretas para que puedan trasladar sus negocios a Andalucía.

Desde el Gobierno andaluz se asegura que este estatuto es una demanda de las más de 350 comunidades de andaluces registradas en el mundo. La mayoría están en otros territorios nacionales, pero también existen asociaciones repartidas por distintos países de Europa, América e, incluso, Oceanía, donde hay un colectivo. La Junta, además, quiere que estos andaluces, que contribuyeron al relanzamiento de Andalucía con el envío de divisas, puedan disfrutar de la Comunidad que ellos han contribuido a crear.

Emigración económica

Andalucía cuenta en la actualidad con unos dos millones de habitantes que residen de forma estable fuera de sus fronteras, producto de una emigración económica que fue especialmente intensa entre los años 1960 y 1975, y que a partir de entonces comenzó a disminuir hasta casi desaparecer hacia el extranjero y reducirse el flujo hacia otras zonas de España. En los últimos años, parte de estas personas han comenzado a retornar mientras que, entre sus descendientes, Andalucía también se contempla como un lugar donde establecerse o estudiar.

El estatuto del emigrante dedica específicamente al regreso su título V, que centra sobre las 'Medidas sociales para facilitar el retorno de los andaluces en el exterior'. En él se establece que los andaluces podrán acceder a las prestaciones y programas sociales, educativos y sanitarios en las mismas condiciones que cualquier otro residente en la comunidad autónoma sin tener que acreditar un tiempo mínimo de estancia en ella.

En aquellos programas cuyo acceso esté limitado a las personas que hayan permanecido en un municipio durante un mínimo de tiempo, se contabilizará como tal la estancia fuera de las fronteras de Andalucía.

Convocatorias

Respecto a las convocatorias de adjudicación de viviendas de promoción pública, no se les exigirá que acrediten ningún periodo de residencia previa en el municipio, de forma que podrán acceder a éstas en las mismas condiciones que el resto. Además, cuando se trate de personas especialmente desprotegidas por razones socioeconómicas, de edad o de salud, la condición de retornado se podrá establecer como mérito en la convocatoria de viviendas.

Además, a los andaluces en el exterior se les proporcionará información sobre las ofertas gestionadas desde la Administración autonómica (a través del SAE), y podrán inscribirse y acceder a los puestos de trabajo en condiciones de igualdad.