Alcaldes del PSOE expresan su malestar por el retraso en la aprobación del POT

Las autoridades exigen medidas para reactivar la construcción al encontrarse paralizada la actividad urbanística por estar pendiente la entrada en vigor del plan Algunos pueblos no otorgan licencias de obra desde el inicio de la legislatura

AGUSTÍN PELÁEZVÉLEZ-MÁLAGA
Alcaldes del PSOE expresan su malestar por el retraso en la aprobación del POT

El retraso en la aprobación del Plan de Ordenación Territorial (POT) de la Axarquía se ha convertido en una de las principales preocupaciones de los alcaldes del PSOE en la comarca, especialmente de los pueblos del interior, hasta el punto de que no hay una sola reunión de cargos públicos y representantes del partido en la que los regidores no expresen su malestar.

El secretario de Organización provincial del PSOE y alcalde de Almáchar, Francisco Fernández, suspendió ayer una reunión que debía celebrarse en el municipio de Macharaviaya en la que los regidores tenían la intención de adoptar un acuerdo conjunto para exigir la agilización de los trámites necesarios para aprobar el POT y reclamar la habilitación de algún tipo de «herramienta» legal que les permita atender las demandas de nuevas construcción en sus respectivos municipios.

Fernández explicó que la reunión tenía como finalidad el debate de otros asuntos y no la situación en la que se encuentra el POT.

Paralización

Pese a todo, algunos regidores indicaron que la actividad urbanística está totalmente paralizada en la mayoría de los pueblos, pendientes de la entrada en vigor del plan de ordenación de la comarca y las pocas licencias de obras que se conceden se hacen «rozando la legalidad».

El retraso en la tramitación del POT, tiene, según los alcaldes, paralizadas en la Comisión Provincial de Urbanismo modificaciones de elementos con todos los informes favorables. Una situación similar sucede con la aprobación de los planes generales de ordenación urbana, que deben ser adaptados a la LOUA y al POT.

Ayuntamientos como los de Moclinejo y Macharaviaya aseguran que no han concedido una sola licencia de obra nueva desde el inicio de la legislatura, por lo que la única actividad que se está desarrollando son solo reformas en viviendas ya edificadas. «No queremos ir fuera de la ley», asegura el regidor de Moclinejo, Antonio López Blanco.

«Hay vecinos que acuden al Ayuntamiento a pedir licencia para hacer una casa para su hijo en una parcela y como no podemos tomar decisiones, desisten de su empeño y terminan comprando una vivienda en Vélez o Rincón de la Victoria, lo que está afectando económicamente a los municipios más pequeños», declara.

Según el regidor de Alcaucín, el también socialista José Manuel Martín Alba, los alcaldes de varios municipios de la comarca han llegado a barajar incluso la posibilidad de solicitar una reunión con el propio presidente de la Junta de Andalucía para ser informados sobre la situación en que se encuentra el POT, «ya que nadie nos dice nada».