El Ayuntamiento exigirá que se libere el peaje durante la obra del soterramiento

García Marcos tilda de «insuficiente» el plan de tráfico alternativo previsto por Fomento debido al elevado volumen de tráfico que soporta este tramo de la A-7 Dice que no hay ningún acuerdo vigente para que Marbella expropie el suelo

ROSARIO FLORESMARBELLA
El Ayuntamiento exigirá que se libere el peaje durante la obra del soterramiento

El proyecto, licitado por Fomento, para acometer el soterramiento de la A-7 a su paso por San Pedro Alcántara sigue levantando ampollas. Al rechazo de los vecinos, que denuncian que el documento definitivo, aunque remozado, no contempla la mayoría de sus alegaciones, se suma ahora las críticas del equipo de gobierno municipal, que exigirá que se libere el peaje de la autopista mientras se acometen los trabajos. Para Isabel García Marcos, primera teniente de alcalde y concejala delegada de Infraestructuras, Proyectos Estratégicos y Puertos, el plan de tráfico alternativo propuesto por el Ministerio de Fomento para cuando arranquen las obras es «claramente insuficiente».

La intención de desviar el tráfico rodado por el norte y por el sur de la localidad -esto es, por la variante sur construida por el GIL que comunica Guadalmina con El Ingenio- no convence al gobierno marbellí debido al elevado volumen de vehículos, unos 65.000, que transitan a diario por este tramo. García Marcos asegura que si no se libera el peaje «estarán mareando la perdiz; y pienso que o no quieren hacer el soterramiento o pretenden lograr el colapso de la ciudad».

Ofrecimiento

Para que se implante esta medida -la única eficaz, según la primera teniente de alcalde-, el Ayuntamiento de Marbella se ofrece como mediador entre Fomento y Ferrovial, la adjudicataria de explotación de la autovía. «Lo tienen bien sencillo: alargar el tiempo de explotación de la vía», puntualiza la socia de gobierno de Marisol Yagüe. Por otro lado, el gobierno marbellí critica que el proyecto definitivo del túnel de la travesía sampedreña que le ha enviado Fomento está incompleto.

Según el informe inicial de los técnicos municipales, faltan los planos iconográficos. García Marcos explica que sólo han mandado los de superficie. «Sin los planos de la desviación del tráfico ni de la propia infraestructura, podemos decir que el proyecto en su integridad no ha tenido entrada oficial en el Ayuntamiento», apostilla.

En cuanto a las expropiaciones de suelo afectado por la ejecución de esta obra, la primera teniente de alcalde explica que Fomento le ha adjuntado una nota confusa en la que le recordaba la existencia de un convenio por el que el Consistorio marbellí tenía que poner a su disposición estas parcelas.

La respuesta de la concejala delegada de Infraestructuras es contundente: «Hay un error jurídico y administrativo, porque no hay ningún acuerdo. Para el proyecto del 98, que nada tiene que ver con el actual, si había un acuerdo en este sentido. Pero éste jamás se ejecutó y no está vigente».

Asimismo, insiste en que no se ha puesto en contacto con el Consistorio marbellí para alcanzar un acuerdo en este sentido y ni le ha hecho ninguna propuesta. Reitera que el Consistorio carece de fondos para hacer la expropiación de suelo afectado pero que se ofrece a buscar a los propietarios o a colaborar con alguna permuta.

García Marcos dice que Fomento «al iniciar el expediente, ya puede ocupar de manera cautelar los terrenos sin ningún tipo de problema jurídico, por lo que podrían comenzar las obras de inmediato», a diferencia de si lo hace un ayuntamiento, que ha de seguir unos mecanismos administrativos que no permiten ocupar el suelo hasta que no se finalice el expediente expropiatorio, que puede durar varios meses, y si fuera litigioso, hasta años.