Los otros constructores de sueños

El mundo de la cultura arropa al autor de 'El camino de los ingleses' en su gran día

TEXTO: ESTER REQUENA FOTOS: SALVADOR SALAS
Los otros constructores de sueños

«QUIENES escriben en Málaga, quienes aquí pintan, hacen música, cine o teatro, están aquí conmigo. Los constructores de sueños, aquellos que no se conforman con la realidad tal como les viene dada» no quisieron dejar solo a Antonio Soler. El mundo de la cultura arropó al escritor en un día tan especial, en el que fue el protagonista total de la novela titulada 'Hijo predilecto y medalla de la ciudad de Málaga'.

Desde ayer, Soler se une al poeta y articulista de SUR, Manuel Alcántara; la poeta y medalla de Andalucía, María Victoria Atencia; el médico José Atencia o el deportista Félix Gancedo, quienes también tienen en su haber la prestigiosa 'obra' y que ayer también quisieron formar parte de la que el escritor creaba en su vida.

Los escritores fueron mayoría en el salón de plenos del Ayuntamiento, donde no faltaron como personajes secundarios los amigos que han compartido estas más de dos décadas literarias de Soler. Félix Bayón, Pablo Aranda o Agustín Rivera acompañaron de cerca al autor de 'El camino de los ingleses', sin olvidar la banda sonora que puso Antonio Meliveo, uno de los más emocionados con la intervención de Soler, ya que a ambos les une una fuerte amistad desde los 12 años. Y su personaje fetiche, que, como ayer, no falta en ninguna de sus obras: Luisito Sanjuán.

Amplia representación

Escritores como Justo Navarro, Alfredo Taján, Juvenal Soto, Francisco Ruiz-Noguera o Rafael Ballesteros quisieron mostrar su apoyo incondicional «al mejor novelista que, de momento, ha dado Málaga», como manifestó Manuel Alcántara. El mismo apoyo le brindaron las instituciones culturales de la provincia, que estuvieron representadas por el alcalde, Francisco de la Torre, junto al pleno de concejales malagueños; el delegado de Cultura de la Junta de Andalucía, Francisco López; el diputado de Cultura, Fernando Centeno; y la rectora de la Universidad de Málaga, Adelaida de la Calle. También asistió el ex alcalde Pedro Aparicio.

Reconocidos seguidores de Antonio Soler, como el articulista y profesor de la UMA, Teodoro León Gross; el historiador y profesor de la UMA Fernando Arcas, el arquitecto Salvador Moreno Peralta o el director de la Fundación Málaga, Pedro Martín-Almendro, no faltaron para ayudar a escribir una de las páginas más emocionantes en la vida del escritor. Sin olvidar el presidente de Prensa Malagueña, Rafael González-Gallarza -también medalla de la ciudad-; su director general, Juan Soto; y el director de SUR, José Antonio Frías.

El único nombre que faltó a la entrega del Hijo Predilecto, aunque por motivos de trabajo, fue Antonio Banderas. El actor y director estuvo, sin embargo, mentalmente presente en un día tan especial para su amigo, con el que forma un tándem perfecto para la gran pantalla. Quizás la novela de ayer se convierta en su próxima adaptación.