El municipio aún no ha remitido a la Junta su plan de emergencia por la sequía

La Consejería de Medio Ambiente dice que Marbella y Alhaurín de la Torre son los únicos de la provincia que no han presentado el documento Si superan el plazo establecido para el próximo día 20, serán sancionados

ROSARIO FLORESMARBELLA
El municipio aún no ha remitido a la Junta su plan de emergencia por la sequía

Marbella y Alhaurín de la Torre todavía no han hecho los deberes que impone el decreto de sequía, que está en vigor en una parte de la provincia de Málaga, para los diez municipios mayores de 20.000 habitantes ante la falta de lluvias. Así lo avanzó ayer Fuensanta Coves, consejera de Medio Ambiente de la Junta, en su comparecencia, a petición del Grupo Socialista, en la Comisión de Medio Ambiente del Parlamento andaluz. El Gobierno andaluz está a la espera de que estos dos municipios malagueños les remita sus planes de emergencia por la sequía. Se trata, según informó Coves, de los dos únicos de los 18 de la provincia afectados que aún no han cumplido con este requisito establecido en el citado decreto que declara la situación de excepcionalidad por ausencia de precipitaciones en la capital, el Valle del Guadalhorce y la Costa del Sol Occidental.

La responsable andaluza de Medio Ambiente recordó que este decreto establecía un plazo de dos meses para la redacción de este documento por parte de los municipios mayores de 20.000 habitantes y las entidades suministradoras en el citado ámbito. Este plazo se amplió luego hasta el próximo día 20 por acuerdo del Comité de Gestión de Sequía, y en caso de que sea superado, los municipios serán sancionados.

Respuesta municipal

Fuentes del Ayuntamiento de Marbella apuntan que hoy tienen previsto entregar el documento, al que estaban dando forma y en el que aparecen cuatro niveles distintos de emergencia. Estas mismas fuentes explican que la documentación estaba incompleta, porque el Consistorio tiene que adjuntar al citado plan los bando y comunicaciones oficiales emitidos que acrediten todas las medidas que ha impulsado para reducir el consumo de agua potable.

Al parecer, en este plan, redactado por técnicos municipales, no se contemplan restricciones debido a que las últimas lluvias caídas han permitido la recuperación del pantano de La Concepción, que el pasado día 13 se encontraba al 41 por ciento de su capacidad, y al aumento del caudal de agua suministrada a la red, que Acosol redujo al 30 por ciento ante la ausencia de lluvias. Asimismo, el plan del Consistorio marbellí incluye la ejecución de varias obras que se deben acometer con carácter urgente, entre las que se encuentran un nuevo pozo en San Pedro, un nueva tubería del manantial de Puerto Rico y la puesta en marcha de los pozos de Oasis, Guadalpín, La Lavadora y Europa, entre otras.

En el pleno del Comité de la Sequía, celebrado el pasado 6 de febrero, Coves ya informó de la apertura de expediente sancionador a los municipios de Álora, Benahavís, Casares, Coín, Istán, Manilva, Marbella y Ojén, ya que, las 18 localidades malagueñas a las que afecta el decreto y los grandes consumidores de agua (más de 250.000 metros cúbicos al año) tienen la obligación de comunicar los datos de su consumo de agua. A día de ayer, sólo tres -Álora, Benahavís y Coín- seguían sin cumplir con esta obligación.