Ceuta: Detenido un ceutí considerado uno de los mayores narcos de Francia

Con la detención se cierra una amplia operación hispano-francesa por la que se ha desarticulado una red de tráfico de vehículos y hachís

SURCEUTA

La Policía ha detenido en la localidad gaditana de San Fernando a Nabil Mohamed Amin, un ceutí de 21 años de edad que está considerado como uno de los mayores traficantes de hachís que operaba en Francia y que era reclamado por ese país. Con esta detención, se cierra una amplia operación de colaboración hispano-francesa, que ha concluido con la desarticulación de una organización criminal que se dedicaba al tráfico ilícito de vehículos y de sustancias derivadas de cannabis, principalmente hachís.

El detenido ha sido puesto a disposición de la Audiencia Nacional. Las autoridades judiciales francesas le acusan, además de tráfico de estupefacientes, de importación ilícita de productos estupefacientes en banda organizada; transporte, tenencia, ofertas, cesiones y consumos ilícitos de drogas; importación sin declaración previa de mercancías prohibidas, tenencia y transportes violando las disposiciones legales o reglamentarias de mercancías prohibidas; robos en banda organizada y receptaciones de artículos procedentes de robo y uso de placas de matrícula falsas.

Las actividades delictivas imputadas fueron cometidas durante 2002 y hasta enero de 2005, en las localidades francesas de Burdeos y Lille. La investigación se centró inicialmente en dos hermanos, de origen marroquí, domiciliados en los departamentos de Nord, que, a su vez contaban con la colaboración de otro marroquí, domiciliado en Valenciennes. Por su parte, la policía judicial de Burdeos informó de la existencia de una organización, altamente cualificada, dedicada al tráfico ilícito de vehículos de alta gama, a gran escala, así como al tráfico de sustancias estupefacientes desde el domicilio de uno de los máximos responsables residente en esa región.

Investigaciones

Las pesquisas apuntaban a que unos y otros actuaban conjuntamente en la importación de grandes cantidades de cannabis desde Marruecos a las regiones de Burdeos, norte de Francia y Bélgica. La droga era transportada por barco al continente y luego cargada en España en vehículos potentes, escoltados por otros vehículos (lanzaderas) hasta el lugar de entrega de la mercancía.

A partir de entonces, bajo la dirección de varios jueces y desde la jurisdicción Interregional Especializada de Lille, encargada del asunto dada su amplitud, se emprendieron varios dispositivos para detener a los protagonistas de este doble tráfico de vehículos robados y de estupefacientes.

Cientos de kilos

Los principales responsables de esta organización fueron detenidos, excepto tres de ellos, incluido el ahora detenido, cuyas búsquedas resultaron infructuosas. Los datos resultantes de las investigaciones señalaban que las personas objeto de investigación, entre ellos Nabil Mohamed Amin, habían participado activamente en la importación a Europa de varios cientos de kilogramos de cannabis.

La droga era transportada después a Francia, con la ayuda de cómplices utilizando vehículos sustraídos, y cuyo destino final eran grandes redes clandestinas belgas y francesas.

En la operación han intervenido agentes de la Jefatura Superior de Ceuta, de la Comisaría de San Fernando (Cádiz) y del Grupo de Localización de Fugitivos de la Policía Judicial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos