Proponen más actividades en los colegios en lugar de las expulsiones por indisciplina

SURMÁLAGA

Expulsar de clase a un alumno conflictivo no es la solución. O al menos no la más efectiva, según el Consejo Escolar de Andalucía, institución dependiente de la Consejería de Educación. Y eso pese a que el el 38% de las faltas cometidas en los centros andaluces son agresiones.

El presidente de este órgano de representación, Emilio Iguaz, explicó ayer en el Parlamento andaluz el último informe sobre convivencia en centros educativos andaluces. El Consejo Escolar señala en este documento que la expulsión del alumno en casos de indisciplina - entre cuatro y treinta días- no es la medida más efectiva. Iguaz abogó porque la expulsión del centro no sea una de las medidas predominantes -como en la actualidad- y recomendó que se mande a hacer más deberes en casa o más actividades en el centro.

El Consejo Escolar también instó a que se implanten con carácter obligatorio los planes de convivencia en los centros y en que los alumnos se deriven a 'aulas de convivencia', en las que reflexionar y plantear soluciones a los conflictos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos