Un virtuoso de sólo 16 años

Con siete empezó sus estudios de piano; con 12 dio su primer recital en solitario... Juan Miguel Moreno acaba de ser elegido el mejor músico joven de todos los conservatorios de España

TEXTO: ENRIQUE MIRANDA FOTO: ÁLVARO CABRERA
Un virtuoso  de sólo 16 años

EN su casa se respira música. El piano ocupa un lugar privilegiado en el salón familiar y las notas que surgen de él son la banda sonora de su vida. Y parece que seguirán sonando durante mucho tiempo.

Juan Miguel Moreno Camacho, un joven malagueño de 16 años, es una de las grandes promesas a nivel nacional de la música clásica. Su último logro ratifica esta afirmación. En diciembre, Juan Miguel ganó el primer premio del IV Certamen Nacional Intercentros, un concurso en el que participaron los mejores músicos de los conservatorios de toda España. Obtuvo el premio al mejor intérprete de piano y al mejor músico en la categoría de grado medio -la prueba no estaba restringida a pianistas, sino que participaban músicos de todos los instrumentos.

Para poder asistir a este certamen, tuvo que pasar por varias cribas, tanto provinciales como a nivel autonómico. «Primero me seleccionaron como representante del conservatorio Manuel Carra; después participé en el Manuel de Falla de Cádiz y allí me eligieron como representante de Andalucía para el concurso nacional», relata Juan Miguel, 'Juanmi' para los amigos.

A pesar de la trascendencia, no recuerda haberse puesto especialmente nervioso para la prueba de Madrid. «Me hacía mucha ilusión representar a Andalucía en la fase nacional», relata. «Él es muy tranquilo, los nervios los sufrimos más nosotros», comentan al unísono sus padres, Juan y Maite.

Horas de trabajo

Los premios de este certamen pueden abrirle a Juan Miguel muchas puertas ya que, además de 2.000 euros en artículos musicales, se le conceden al intérprete varias importantes actuaciones (la más relevante, en el Auditorio Nacional con una orquesta sinfónica).

Como es lógico, detrás de este éxito hay muchas horas de trabajo. Con siete años empezó sus estudios de piano, con ocho ya obtuvo un tercer premio y con 12 ofreció su primer recital en solitario. Actualmente compagina sus estudios de bachillerato musical con su formación en el Conservatorio Manuel Carra (sexto de grado medio, con el profesor Jesús Pedro Castro) y con las clases particulares.

Pese a todo, aún le queda tiempo para salir con sus amigos y llevar una vida normal como cualquier otro adolescente. «El curso pasado lo pasé peor con los estudios, pero este año voy más desahogado y puedo quedar para salir sin problemas; con buena organización te da tiempo a todo», dice seguro de sí mismo. «Mis amigos ya ven como algo normal que dedique tantas horas al piano y que esté de certamen en certamen», asegura, pese a que difiere de los gustos musicales de muchos chavales de su edad. «La música comercial no me gusta, sólo la escucho de pasada; prefiero la clásica», afirma.

Pensando en el futuro, el pianista tiene claro que quiere dedicarse profesionalmente a la música, como no podía ser de otra manera. «Me gustaría ser concertista de piano y también dar clases, aunque sé que es un camino bastante complicado», reconoce el joven.

Prometedor futuro

El próximo paso para Juan Miguel es realizar sus estudios de grado superior en el conservatorio; para ello, se trasladará el curso próximo a Badajoz, aconsejado por su profesor particular, el pianista Ángel Sanzo. «En ese conservatorio hay estudiando muchos malagueños y tengo buenas referencias de él».

Su familia se deja guiar por los profesionales que han ido conociendo en todos estos años de concursos. «Todos nos aconsejan sobre su futuro y nos dicen que siga en el mundo de la música», dicen sus padres. «Aunque nos da un poco de pena que se vaya de Málaga, lo importante es que él haga lo que realmente le gusta», concluyen.

Fotos

Vídeos