Málaga supera con 65,7 decibelios el nivel de ruido establecido por la OMS

Un informe encargado por Medio Ambiente revela que todas las ciudades a estudio superan los límites de contaminación acústica

EFE

La capital malagueña, con una media de 65,7 decibelios, supera los niveles de ruido establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para evitar la contaminación acústica, de 65 decibelios durante el día y 55 por la noche.

La consejera de Medio Ambiente, Fuensanta Coves, presentó hoy el resultado del estudio sobre contaminación acústica elaborado en 237 municipios andaluces y aseguró que todas las ciudades superan los niveles de ruido fijados por la OMS. La titular de Medio Ambiente recordó que los parámetros de la OMS son incumplidos por casi todos los municipios y por todas las grandes ciudades de la comunidad.

El estudio recoge los datos extraídos de las distintas localidades según el número de habitantes e indica que en los 18 municipios andaluces con una población de más de 50.000 personas, la media del ruido por el día es de 67 decibelios y de noche de 60.

Entre estas localidades se encuentran las capitales de provincia, que presentan unos niveles medios de contaminación acústica de 66,7 decibelios en Almería, 66,5 en Cádiz, 67,0 en Córdoba, 67,5 en Granada, 65,6 en Huelva, 65,9 en Jaén, Málaga con 65,7 decibelios y Sevilla con 66,4.

En el caso de los municipios de entre 20.000 y 50.000 habitantes, analizados entre 1997 y 1999, el estudio indica que la media de ruido de día es de 67,1 decibelios, mientras que en el caso de la noche es de 59,9.

Los últimos municipios analizados por la consejería de Medio Ambiente, entre 2000 y 2005, han sido aquellos que cuentan entre su población con más de 10.000 habitantes y menos de 20.000, entre los que los niveles de ruido indican que por el día se sitúan en 64,3 decibelios y por la noche en 56,2.

Fuensanta Coves explicó que en más del 60 por ciento de los casos es el tráfico el que provoca la contaminación acústica, por lo que recomendó cambiar los hábitos de la vida cotidiana como el uso del coche, y señaló que "ha llegado el momento de aparcar el coche en la puerta de casa y utilizar el transporte público".

Otras de las causas que contribuyen a la contaminación por ruidos en el área urbanística, aunque en menor medida, son las actividades de ocio, comercio y restauración, y las industriales.

Coves calificó la contaminación acústica como el "principal déficit medioambiental" de los andaluces que residen en las ciudades, aseguró que, según la OMS, prácticamente la mitad de los europeos viven en una situación de ruido "inadmisible" y señaló entre los perjuicios que supone esta situación están los problemas de aprendizaje que ocasiona el ruido.

La consejera de medio Ambiente dijo que el ruido "es una de las prioridades de su Consejería" y recordó en este sentido el Decreto contra el ruido que hace dos años aprobó "de forma pionera" la Junta de Andalucía por el que se habilita a los ayuntamientos legalmente para adoptar las medidas oportunas contra la contaminación acústica.

Sin embargo. la Junta se reserva el derecho a poder actuar de "forma subsidiaria" en el caso de que el Ayuntamiento solicite su intervención o los ciudadanos acrediten que la institución municipal no actúa según su competencia, y, de hecho, la Consejería ha intervenido ya en 123 ocasiones por exceso de ruido.

Fuensanta Coves recordó también que antes de 2007 las ciudades andaluzas con más de 250.000 habitantes deben presentar un mapa de ruidos a la Consejería.

Fotos

Vídeos