Calefacción, cocinas o agua caliente

C. G.MARBELLA

Desde la calefacción a las cocinas de fuego, pasando por los termos o los gasodomésticos, una gama de electrodomésticos que se valen de esta energía para funcionar. El gas natural, un producto fósil compuesto por metano, tiene más utilidades de las que se conocen. Algunos sectores, incluso, han venido a llamarla la energía puente del siglo XXI. Entre sus atractivos figurarían, según la propia compañía, que es más limpia y más ecológica. Muchos ya la conocen. De hecho, Málaga es la segunda provincia andaluza con más número de consumidores de gas natural. Un volumen de clientes que se incrementará con los 221 kilómetros de canalizaciones nuevas realizadas en 2005, hasta alcanzar los 600 kilómetros. La inversión prevista por Gas Natural para este año supera los 20 millones de euros.