El gas natural comenzará a llegar este año a hogares y empresas de Marbella

Las obras del gasoducto que une Mijas con Estepona por la zona norte ya han concluido La empresa suministradora tiene que acometer ahora las conexiones con los núcleos de población

CRISTINA GONZÁLEZMARBELLA
El gas natural   comenzará a llegar este año a hogares y empresas de Marbella

La bombona de butano tiene los días contados. Muchos vecinos esperan como agua de mayo tener que dejar de controlar la llegada del camión de reparto para poder despreocuparse de si le faltará gas para tareas domésticas tan básicas como cocinar o encender el calentador del agua. El desembarco del gas natural está cada vez más cerca. Una buena noticia no sólo para los consumidores de a pie, sino también para el sector de la hostelería, la restauración, las pymes y las pequeñas industrias que aparcarán los miedos a quedarse sin butano o sin gas propano en situaciones comprometidas.

La principal canalización para que el gas natural llegue a las viviendas de Marbella y de San Pedro ya está lista. Enagás concluyó el pasado diciembre las obras de construcción del gasoducto que une Mijas con Estepona, especialmente por la zona de la sierra, y que tiene 53 kilómetros de longitud. Una infraestructura que ya se ha puesto en marcha y que pasa por los municipios de Mijas, Marbella, Ojén, Benahavís e Istán. El trabajo queda ahora en manos de la empresa suministradora, Gas Natural Andalucía, que tendrá que construir los ramales para dar servicios tanto al casco urbano marbellí como al sampedreño, y posteriormente a urbanizaciones, según informaron desde la empresa.

Plazos

Los plazos para finalizar estas actuaciones dependerán de la orografía y de las primeras estimaciones del número de clientes potenciales con el que contarán, aspectos que aún se están estudiando. Aunque lo que sí tiene claro Gas Natural es que esta energía comenzará llegar a los primeros hogares de Marbella, uno de los pocos municipios andaluces de más de 100.000 habitantes que no tiene gas natural, a lo largo de este año, probablemente durante el segundo semestre, según informaron las mismas fuentes.

Los clientes contarán con tres puntos de acceso al gas: uno en cada casco urbano en Marbella y San Pedro y un tercero desde Mijas, desde donde se extenderán las conexiones para dar servicio a viviendas o empresas. Las expectativas son halagüeñas. Desde hace más de un año ya se gestionan las primeras demandas de esta energía para urbanizaciones de hasta 1.500 viviendas en el municipio vecino de Ojén, en las inmediaciones de Marbella, o para otras de menor envergadura en San Pedro Alcántara.

Demanda

Hay más municipios de la Costa del Sol que se beneficiarán de la construcción del gasoducto. Benalmádena y Torremolinos ya comenzaron a recibir el año pasado el suministro, mientras que desde Gas natural se prevé dar servicio también a Ojén, Benahavís, Estepona, Manilva y Casares en función de la demanda que se vaya registrando.

Los usuarios de zonas alejadas tendrán que pagar el derecho de extensión a razón el metro de nueva canalización, además de los costes de acometida y de instalación básica. Actualmente la compañía gasista cuenta con más de 56.000 consumidores en la provincia de Málaga, lo que representa que más de 225.000 usuarios.