Un informe revela que el Museo Picasso Málaga es el centro de arte que perdió más visitantes en 2005

La afluencia al Museo del Prado desciende un 2% según el estudio Casi la mitad empeora sus cifras

T. G. Y.COLPISA. MADRID

Cuatro de cada diez museos españoles perdieron público durante el año pasado y de ellos la mayor caída se produjo en el Museo Picasso Málaga (MPM), que pasó de 386.000 visitantes en 2004 a 304.000 en 2005 (un 21% menos). Así se desprende el informe elaborado por la revista Consumer entre los principales centros expositivos del país. En este análisis, los otros museos que han experimentado sensibles descensos son el Centro Gallego de Arte Contemporáneo (con una caída del 16%), la Fundación Antoni Tàpies (14% menos) y Chillida Leku (9% menos). Un descenso no muy llamativo es el experimentado por el buque insignia de la cultura española, el Museo del Prado, con un 2% menos de entradas en 2005 con respecto al año anterior.

Llama la atención el auge del Museo Nacional de Arte de Cataluña, que ha pasado de 366.140 visitantes en 2004 a 700.000 en 2005 (un aumento del 91%). Esta espectacular crecida se atribuye a la incorporación de fondos de la colección Thyssen, hasta entonces custodiados en el Palacio de Pedralbes.

Otra pinacoteca bien posicionada es el Reina Sofía, que aumentó un 10% en 2005, con lo que consolida su segundo puesto, por detrás del Prado. También el Guggenheim de Bilbao mejoró sus cifras: de 909.144 visitantes en 2004 se pasó a 965.082 en 2005, lo que supone un aumento de más de 55.000 visitantes. Otros resultados que invitan al optimismo fueron los registrados en el Museo de Arte Español Contemporáneo de Palma de Mallorca, que sube un 30%, y el IVAM de Valencia, con un 23%.

Cuestión de precio

De los 25 museos analizados, seis tienen entrada gratuita. Entre los que cobran, los precios fluctúan desde los dos euros del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) hasta los 10,50 euros del Museo Guggenheim de Bilbao. El museo bilbaíno se erige como el más caro del país (la tarifa sube, incluso, a los 12,50 euros en algunas exposiciones temporales).

Esta tarifa dobla el coste del billete de entrada al Museo del Prado (seis euros) y cuadruplica el del Reina Sofía (tres euros). La diferencia es menor si se toma de referencia el Teatro-Museo de Dalí (10 euros) o el Chillida-Leku (8 euros), mientras que las entradas al Museo Picasso Málaga cuestan 6 euros para la colección, 4,5 para la temporal y 8 para la entrada combinada.