La construcción se paraliza en Málaga por la huelga de las canteras

La inactividad de estas explotaciones de áridos afecta ya al 90% de las obras en la provincia, según las cifras que maneja el sindicato CC. OO. Los empresarios consideran que el paro tuvo «escasa incidencia» porque la mayoría de los tajos ya estaban inoperativos por falta de este material

ALMUDENA NOGUÉSMÁLAGA
La construcción se  paraliza en Málaga por          la huelga de las canteras

El corazón de la maquinaria económica malagueña ha dejado de latir. La primera jornada de huelga general convocada en la construcción puso ayer la puntilla a la inactividad que sufre el sector desde el estallido del conflicto de las canteras de Alhaurín de la Torre, en paro desde el pasado 28 de noviembre. Las reivindicaciones de los trabajadores del ladrillo -que de momento mantendrán sus protestas hasta el próximo día 15- amenazan con agravar la delicada situación en la que se encuentra este sector, que ya pende de un hilo por el desabastecimiento de áridos.

Los datos que maneja CC.OO., el sindicato convocante de este paro, cifran en un 90% el número de obras paralizadas en el conjunto de la provincia, un porcentaje que podría ser más elevado en algunos puntos de la Costa Occidental, tal y como precisó el secretario de Acción Sindical Construcción, Madera y Afines de CC.OO. en Málaga, Francisco Díaz. El 10% restante -según CC.OO- está trabajando estos días «con recursos mínimos, a un 15 ó 20% de su capacidad», detallaron desde esta organización.

En declaraciones a este periódico, el dirigente sindical explicó que el primer día de protesta por los despidos realizados en las últimas semanas a raíz de la huelga de las canteras se caracterizó por la ausencia de incidentes y por un «seguimiento generalizado». Según su relato, la jornada se inició a las 7.30, cuando un grupo de «entre 150 y 200» piquetes emprendió una ruta por las distintas obras de la provincia para comprobar el respaldo de la iniciativa. A su término, a las 18.00 horas, Díaz aseguró sentirse «muy satisfecho por el resultado», sin embargo, destacó como aspectos negativos la falta de información y la «presión» ejercida por los empresarios sobre los empleados del andamio.

Baile de cifras

Pero mientras CC.OO. celebraba a final de la jornada su «enorme éxito», la Asociación de Constructores y Promotores insistía en su «escasa incidencia» sobre el sector. De este modo, según las cifras de la ACP, un 70% de las obras ya había parado con anterioridad por falta de materiales derivada del cierre de las explotaciones. «Estimamos que sólo un 10% podría haberse sumado a esta inactividad por la presión de los piquetes», señaló ayer el gerente de la asociación, José Luis Piédrola.

Los empresarios, que recomendaron el mantenimiento de la actividad, advirtieron de las graves consecuencias económicas que tiene el desabastecimiento de áridos para la construcción, que emplea a más de 100.000 trabajadores en la Costa del Sol. Además, desde la patronal recordaron el perjuicio que causará la paralización de obras a otros ámbitos ligados a la edificación, así como a los propios ciudadanos.

En este sentido, Piédrola indicó que el conflicto en el que está sumergido el sector retrasará la entrega «de unas 30.000 ó 35.000 viviendas». A juicio de Francisco Díaz, los inmuebles afectados ascenderían hasta los 50.000 «si se tiene en cuenta el conjunto de pisos vendidos, que también quedarían afectados de una u otra forma por la crisis», manifestó.

Para el otro sindicato mayoritario, UGT, la huelga convocada por Comisiones no es la solución al conflicto derivado del problema de las canteras. Su responsable de Construcción, José Vera, coincidió con la ACP al destacar el mínimo efecto de este paro en la jornada de ayer. «Por las noticias que tenemos, hay muchas obras que han decidido continuar con su trabajo y no se han sumado a esta iniciativa», dijo.

Mañana, manifestación

La convocatoria supone un apoyo a la huelga indefinida en la que permanecen los empleados de las canteras de Alhaurín de la Torre tras el cierre de cuatro explotaciones extractivas que carecían de licencia por una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. Con motivo de este parón general, mañana miércoles el sector de la construcción ha convocado una manifestación que partirá a las 10.00 de la avenida Manuel Agustín Heredia y hará parada en la sede del PP, la Diputación Provincial y la Delegación del Gobierno.