Carlos Haya y el Clínico aumentan las operaciones de alta en el día

Entre los dos hospitales hicieron durante el pasado año más de 15.000 intervenciones de cirugía mayor ambulatoria

ÁNGEL ESCALERAMÁLAGA
Carlos Haya y el Clínico aumentan las operaciones de alta en el día

Las operaciones en las que el paciente recibe el alta a las pocas horas de pasar por un quirófano aumentaron en 2005 en el Hospital Regional Carlos Haya y el Clínico Universitario. Entre los dos centros hospitalarios llevaron a cabo más de 15.000 intervenciones de cirugía mayor ambulatoria. Este tipo de operaciones tienen la ventaja de que se reduce el riesgo de contraer una infección hospitalaria tras ser intervenido, ya que se va de alta el mismo día.

Carlos Haya (también se incluyen el Materno Infantil y el Civil) hizo el pasado año unas 41.600 operaciones, de las que aproximadamente 11.500 fueron de cirugía mayor ambulatoria. Aparte, hay que sumar otras 11.550 ambulatorias (pequeñas intervenciones) en las que los pacientes también se marcharon a sus casas a las pocas horas de abandonar el quirófano.

El Clínico (incluido el Marítimo de Torremolinos) cerró 2005 con unas 18.320 operaciones. De ellas, casi 4.000 fueron de cirugía mayor ambulatoria. El gerente del Clínico, Antonio Pérez Rielo, destacó que ningún enfermo que está en la lista de espera quirúrgica de su hospital supera los 180 días de máximo que fija el decreto de la Junta de Andalucía, y que tampoco hay ningún paciente que aguarde más de 60 días para una primera consulta de especialista. «Estoy satisfecho del volumen de intervenciones que hemos realizado el pasado año. Hemos hecho unas 400 más que en 2004», recalcó Pérez Rielo.

Mayor volumen

El gerente del Clínico subrayó que las especialidades de cirugía general y digestiva y traumatología son las que cuentan con un mayor volumen de intervenciones.

Carlos Haya incrementó el año pasado en unas 600 las intervenciones ambulatorias, según indicaron fuentes de este centro hospitalario.

Los avances tecnológicos habidos en el campo de la cirugía y los nuevos métodos de los tratamientos anestésicos (mucho más perfeccionados y que facilitan que los enfermos se duerman y se despierten mejor y casi sin efectos secundarios) son los dos factores principales que han impulsado hasta cotas insospechadas hace unos años la cirugía mayor ambulatoria, que es un sistema quirúrgico que cada vez cuenta con más auge.