Detenido un hombre por golpear en la cara a su hijastro de tres años

El menor sufrió heridas en el labio y en la oreja izquierda La madre ha solicitado medidas de protección

JUAN CANOMÁLAGA

Se justificó ante los agentes alegando que un padre tiene que pegar a su hijo para que se comporte como un hombre. La Policía Local de Málaga ha detenido a un individuo de 26 años, de nacionalidad chilena, acusado de agredir a su hijastro de tres años, al que supuestamente le rompió el labio de un golpe y le causó lesiones en la oreja izquierda.

Según ha podido saber SUR de fuentes cercanas al caso, los hechos sucedieron poco después de las 23 horas del día de Año Nuevo en un piso del barrio de Puerto de la Torre. En esos momentos, la madre del niño, también chilena y de 27 años, se encontraba en un piso inferior cuando escuchó a su hijo gritando, por lo que subió corriendo a su casa para ver qué ocurría.

La mujer contó ante la policía que su compañero sentimental -con el que convive desde hace un año y medio- llegó esa noche en estado ebrio, y que dejó a su hijo con él unos minutos mientras hablaba con su madre por teléfono en la casa de una vecina. Al entrar en la vivienda, alarmada por las voces, vio a su pareja en el lavabo limpiándole la cara con agua al niño, que estaba muy nervioso y no paraba de llorar.

Comprobó que el menor tenía el labio roto y la oreja morada, y le pidió una explicación. Según la versión de ésta, su pareja le contestó que le había dado un golpe con la mano. Ella reaccionó apartándolo con fuerza para evitar que volviera a agredir al pequeño y lo llevó hasta una habitación de la casa.

Llamadas de auxilio

A continuación -relató- cogió el móvil de su hija mayor, de diez años, y llamó a su hermano para que redujese al presunto agresor, al que inmovilizó en una cama, así como al 092 de la Policía Local para denunciar los hechos.

Agentes del Grupo Escoltas, Menores y Atención Ciudadana (Gemac) atendieron a la familia y, una vez fuera del domicilio, se entrevistaron con el detenido, que responde a las iniciales R. C. P. T., quien al parecer reconoció la agresión e incluso añadió que un padre tenía que pegar a su hijo para que se porte como un hombre, relataron las fuentes consultadas.

El pequeño, que tiene tres años, presentaba heridas en las caras externa e interna del labio, así como lesiones en el pabellón auditivo izquierdo. Tuvo que ser trasladado al Hospital Materno Infantil, donde se expidió un parte de esencia. El arrestado también fue conducido al Hospital Civil para ser reconocido por un facultativo.

La madre del menor, que ha presentado una denuncia contra su pareja por la agresión, explicó ante la policía que este sujeto tiene celos de su hijo y le grita habitualmente, lo que ha ocasionado numerosas discusiones entre ellos. De hecho, contó que la noche de los hechos se fue a hablar por teléfono con su madre ya que ese día había tenido una disputa con su compañero, precisamente, por los celos que según ella le tiene al menor.

La mujer ha solicitado medidas de protección para evitar que el supuesto agresor se acerque o contacte con ellos contra su voluntad, ya que, según dijo, teme por las posibles represalias que éste pueda tomar hacia el niño.

Recientemente, la Policía Local detuvo a una mujer de 21 años, que estaba embarazada, acusada de maltratar a su hijastro, que tenía cinco años. Al parecer, unos vecinos denunciaron que habían visto al niño desnudo, tiritando de frío y sangrando por la nariz, después de haber sido presuntamente apaleado por la mujer. El menor tenía los dedos señalados en la cara, como de haberle agarrado con fuerza. El parte médico reflejó diversos moratones en el rostro, brazos y piernas.