Aguilera acusa a Marmolejo, Blanco y Gómez de espionaje y exige a Pizarro que los cese

El edil asegura que los tres socialistas, el diario 'El País' y varias empresas y despachos de abogados le han investigado Se ha presentado como acusación particular en un proceso sobre facturas falsas en Jimena similar al de Benalup

NAZARET CASTROLA LÍNEA
Aguilera acusa a Marmolejo, Blanco y Gómez de espionaje y exige a Pizarro que los cese

El consejero de la Cámara de Cuentas Antonio Marmolejo, el parlamentario José Luis Blanco y el alcalde de Jimena, Ildefonso Gómez, son los tres socialistas que fueron ayer acusados de espionaje por el concejal popular Manuel Aguilera. El edil exigió a Luis Pizarro, secretario de Organización regional del PSOE, que «cumpla su palabra», en alusión a unas declaraciones en prensa en las que Pizarro afirmaba que un socialista que ejerciera prácticas de espionaje «no duraría ni cinco minutos» en el partido.

Aguilera pidió «coherencia» al PSOE, y denunció que las mismas prácticas «se llaman 'espionaje' si yo las cometo, y 'transparencia democrática' si se ejercen contra mí».

El edil popular aseguró que tanto él como su esposa y el alcalde de la ciudad, Juan Carlos Juárez, han sido objeto de peticiones de información en el Registro de la Propiedad. Y añadió además que tales «investigaciones» comenzaron en enero de 2005, mucho antes del «espionaje» del que los socialistas acusaron al edil popular.

Pero los destacados dirigentes socialistas mencionados no han sido los únicos que han sido señalados por Aguilera. El concejal presentó documentos que apuntaban por dos veces a la empresa Gestores y Asesores Reunidos S.L.; al abogado José María Gómez Ruiz; del bufete de abogados Gómez Ruiz, y a la empresa Sotogolf Costa S.A.

En lo que respecta a las peticiones de información al Registro por parte de Sotogolf, Aguilera las vinculó a los intereses políticos de Antonio Marmolejo, al decir que el socialista le espió «a través de la empresa de su esposa». Fuentes socialistas matizarían más tarde que la mujer de Marmolejo es «sólo accionista minoritaria» de la sociedad. En cualquier caso, Aguilera acusó a todas las firmas citadas de haber investigado no sólo sus propiedades, sino también las de su esposa.

En lo que respecta al alcalde, y siempre según la versión de Aguilera, sus propiedades han sido investigadas en los últimos meses por parte de la firma Festina Lotus, S.A. y por el diario 'El País'. En el caso del citado periódico, las solicitudes de información acerca del edil datan del 16 de marzo de de 2005. Manuel Aguilera destacó que fue «mucho antes» de que él mismo comenzara a informarse acerca de ciertos dirigentes socialistas.

Aguilera defendía así que lo suyo fue simplemente una defensa: «Pedí información al Registro de la Prospedidad para ver si han pedido información sobre mí, sobre Juárez, nuestras familias o ciertos periodistas».Lo que en ningún momento afirmó Manuel Aguilera es que ese tipo de comportamientos fueran ilegales.

Facturas falsas

Además, Aguilera anunció que está abierto en Jimena un proceso similar al de Benalup Casas Viejas por el asunto de las facturas falsas. Si en el caso de Benalup fue Juan Carlos Juárez quien se presentó como acusación particular, en el de Jimena ha sido el propio Aguilera.

En la rueda de prensa de ayer, Aguilera recordó pormenorizadamente todas las informaciones que se publicaron cuando el 29 de noviembre el secretario general provincial del PSOE y presidente de la Diputación, Francisco González Cabaña, acusó al edil de espionaje contra sindicalistas, periodistas y políticos del PSOE. Aguilera espera que el PSOE «tome buena nota, que sea fiel a sus planteamientos y sepa que antes que él se interesase en el Registro de la Propiedad ya lo venía haciendo empresas, firmas profesionales y medios de comunicación ligados al PSOE.

Al final de su intervención, el concejal popular afirmó que se había dejado cierta información en el tintero. «Dejaré para más adelante en el tiempo las vinculaciones de las empresas que me han investigado», sentenció. «Todo llegará oportunamente», concluyó con referencia a implicaciones de este caso, y en paralelo a las acusaciones del PSOE.