Milenio: El atractivo arenas

JUAN TEBA

EL prócer Arenas le ha pedido a los tres Reyes de la Junta (Chaves, Zarrías y Griñán) una «cumbre» sobre el empleo andaluz desde cierta nostalgia de los llamados Pactos de la Moncloa pero sin aquel Adolfo Suárez que hoy estaría fuera de la ley por su adicción al tabaco, un presidente en cualquier caso, entonces denostado y ahora adorado, y también sin la candidez y la ilusión de la época. El prócer de Olvera, pues, lo tiene complicado, porque tampoco cuenta con un Fuentes Quintana, un Alfonso Guerra o un Abril Martorell.

Desde luego, Arenas gusta a las muchedumbres cuando se desmelena, no haciendo demagogia de trazo grueso sino exhibiendo propuestas y juego por las bandas. Como es el caso que nos ocupa, pues justo en el momento de ser informado el prócer de la subida del paro en la tierra andaluza convocó a los medios para informar de su propuesta a los tres mencionados Reyes Magos de la Junta. Ahora habrá que esperar, si es que responden, la réplica de sus Majestades Reales.

Y ha estado muy oportuno el yerno de don Manuel Olivencia en su propuesta. Hay que recordar que, según el CIS, la mayor preocupación de la población andaluza sigue siendo el paro. Pues busquemos recetas contra el desempleo, parece que ha sido la reflexión del sufrido Arenas. Es decir, sentemos en la misma mesa a gobernantes, partidos políticos, sindicatos y empresarios para buscar la fórmula de la cuadratura del círculo. En fin, este Arenas, como ha quedado expresado, es mucho más atractivo que el Arenas del trancazo y las demoledoras descalificaciones sobre los cogotes de los adversarios. Otra historia es que le echen cuenta y gobernantes y agentes sociales se den por aludidos.

Y aquí el de Olvera le ha cogido la vez a Diego Valderas y a Julián Álvarez, los líderes de las minorías supervivientes, ambos, como se sabe, con ventilación asistida: Valderas, por la insensibilidad social y política del taruguete doctor Llamazares, y el joven Álvarez, por su concentración para llevar a buen puerto su nominación como candidato a la presidencia del paraíso juntero en las primarias andalucistas. Como la vida misma.