La Línea: La plaza de la Constitución sigue sin rematar tras meses de su inauguración

Algunos vecinos lamentan que el Ayuntamiento «se dé demasiada prisa» por celebrar actos de apertura, como sucedió también con el Palacio de Congresos Juárez anunció que este espacio sería «para vivirlo durante todo el año»

NAZARET CASTROLA LÍNEA
La Línea: La plaza de la Constitución sigue sin rematar tras meses de su inauguración

El acto de inauguración fue por todo lo alto, pero desde aquel 14 de julio no ha habido muchos avances. La plaza de la Constitución sigue teniendo el aspecto de estar inacabada, meses después del acto que la dio por inaugurada. Algunos vecinos ya comienzan a impacientarse, y ciertas voces acusan al equipo de gobierno de «darse mucha prisa» para celebrar actos de apertura cuando las cosas todavía no están rematadas. Algo que, dicen, no dejaría de ser útil y práctico en determinadas situaciones, siempre que esos últimos detalles se terminasen con tanta velocidad como prisas hubo para «flamantes» inauguraciones.

El alcalde de la ciudad, Juan Carlos Juárez, lo expresó sin tapujos aquel 14 de julio: las obras, y la inauguración resultante, se habían acelerado al máximo «a fin de que todo pudiera estar terminado antes de la semana de Feria». Porque la nueva plaza de la Constitución nacía con la voluntad declarada de conseguir para los linenses que «un espacio que antes sólo se utilizaba en los días de Feria, pueda disfrutarse durante todo el año».

Es más: rizando el rizo, Juárez calificó esta plaza como «una de las más importantes de Andalucía», y dio fe de que su prioridad era que la plaza fuese «un espacio para ser vivido».

Según anunció el alcalde linense aquella misma tarde de verano, la plaza se concebía para albergar, también, quioscos y un parque infantil. Es cierto que ya hay algunos columpios para los pequeños, pero, meses después, los vecinos lamentan que la plaza no se está aprovechando en todo su potencial.

El escenario

Muchos vecinos criticaron también en su momento la decisión de dejar allí fijado el escenario que sirvió para el acto inaugural de la Feria. En opinión de algunos linenses, no tiene mucho sentido dejar que permanezca el escenario a lo largo de todo el año, cuando no será utilizado en más de dos o tres ocasiones. Se trata, dicen, de una construcción que resulta incómoda y antiestética, y que impide que ese espacio de la plaza se pueda utilizar de otro modo.

Juárez, todo sea dicho, considera de todos modos que este proyecto está inacabado, en tanto que concibe esta construcción como parte de un proyecto ambicioso, que contempla la unión mediante un puente de la plaza de la Constitución con la avenida 20 de abril, y, en concreto, con la plaza resultante del aparcamiento.