Nochevieja

JOSÉ JAVIER ESPARZA

NADIE podrá decir que se ha visto sorprendido por las programaciones de Nochevieja de nuestros canales. TVE-1 gastó la habitual fortuna en una propuesta que, por lo menos, resultó eficaz. Telecinco limitó su esfuerzo a una notable ingestión de uvas en Oviedo. Antena 3 siguió desgastando el capital de 'Aquí no hay quien viva'. Cuatro demostró que tampoco esto es lo suyo. Y poco más dio de sí la noche, aparte del décimo aniversario vitícola de Ramón García. Que no es poca cosa.

La Primera repitió el consuetudinario menú: Cruz y Raya, uvas con Ramón y macroespectáculo musical. El programa de Cruz y Raya se llamaba '2005: repaso al futuro' y tenía como eje una parodia de la película 'Regreso al futuro'. En materia de uvas, TVE-1 también apostó por la continuidad. ¿Y qué continuidad!: diez años, lleva Ramón García -y su capa- explicando a los españoles cómo hay que comerse las uvas. Esta vez cambió de pareja: no de concepto, porque la compañera siguió siendo el rostro más popular de la cadena, pero sí de rostro, porque esta vez ya no es Ana Obregón, sino Anne Igartiburu.Y para después, TVE-1 preparó la misma fiesta de todos los años, aunque con otros rostros: Mar Saura, Ivonne Reyes, Bertín Osborne y Jorge Fernández.

En La 2 la programación especial comenzó tarde porque antes se emitió el habitual capítulo de 'A dos metros bajo tierra'. La despedida del año comenzó pasadas las once con el habitual 'Sol de medianoche', presentado para TVE por Sandra Daviú. El repaso por las actuaciones musicales de los diferentes países del mundo fue tan vistoso como de costumbre, aunque quedó raro con fragmentos intercalados de lectura del Quijote.

Antena 3 confió su noche al personal de 'Aquí no hay quien viva'. El 'kit' de Nochevieja consistió en un episodio especial de la serie más vista de la cadena y en la presentación de las uvas por actores de la misma. Algo más de nivel tuvo el espectáculo posterior, titulado 'Feliz 2006 Pásalo'. Lo presentaban Silvia Jato, Michel Brown (de 'Pasión de gavilanes') y Jaime Cantizano.

Para mantener el tono que domina en su parrilla, el programa de Cuatro resultó decepcionante. En vez de inteligencia puso espectáculo comercial: un programa musical que repasó los números uno de 'Los cuarenta principales' en 2005. El programa se cerró con el 'Imagine' de Lennon.

A Telecinco le salió una noche decentita. Los conciertos de los chicos de 'Operación triunfo' dan de sí lo justo, pero son una buena forma de pasar el rato. Donde brilló fue en las uvas. Antonio Lobato ocupaba el balcón del Ayuntamiento de Oviedo junto a Carmen Alcayde, gran atractivo de las uvas.