Reaparece en la recepción de Año Nuevo

Reaparece en la recepción de Año Nuevo

La princesa Masako, esposa del príncipe heredero nipón, Naruhito, asistió ayer por primera vez en tres años a la recepción de la Casa Imperial con motivo del Año Nuevo y despertó nuevos comentarios sobre su recuperación. Masako, aquejada de un profundo estado depresivo que la ha mantenido apartada de los actos públicos desde diciembre de 2003, participó en esa ceremonia, a la que asistieron los emperadores, Akihito y Michiko. / EFE