«Con más de 50, somos inservibles»

La artista estrena mañana en TVE-1 el programa 'Mi abuelo es mejor' «Los jóvenes no son solidarios», afirma

M. RODRÍGUEZCOLPISA. MADRID
«Con más de 50, somos inservibles»

La vida le ha vuelto a sonreír a los 66 años a esta actriz por excelencia, infatigable trabajadora, que estrena mañana el programa de TVE-1 'Mi abuelo es mejor', producido por Paco Lobatón. Además, vuelve a representar sobre las tablas 'Filomena Maturano', obra de Eduardo de Filipo que interpretó hace 20 años. En este nuevo espacio televisivo, los niños homenajearán a sus abuelos, abriéndose un puente entre generaciones.

La sociedad en que vivimos parece que premia la juventud y aparta a los mayores...

Se les aparta y se les rechaza. Por eso este programa llega en un momento muy oportuno al tratar de algo que está en el aire. Y yo creo que se les deja a un lado por la prisa. Estamos en un momento en que los jóvenes han encontrado una gran facilidad para vivir y no son solidarios ni comprensivos. Además, tienen miedo a envejecer, a perder lo que tienen.

Y se acude a los quirófanos con tal de parecer más joven.

No soy nadie para juzgar a los demás, pero es angustioso. A partir de los 50 años nos dicen a las mujeres que ya somos seres inservibles. Por eso a mí me gusta este puente del programa entre los niños y los mayores. Sin mis padres y mis suegros yo no podría haber trabajado tanto. Y la visión que tienen mis hijos de sus abuelos no es la que tengo yo de ellos. Ocurre que los abuelos tienen una segunda oportunidad, y lo que no han podido dar a sus hijos en su tiempo se lo dan a los nietos.

¿No se priman demasiado los valores de la juventud en el cine o en la televisión?

Por supuesto, porque la juventud consume. Pero si el programa tiene éxito podrá servir de entendimiento entre una generación y otra. No será sólo un espacio didáctico porque la televisión es un espectáculo y queremos que la gente se divierta.

En un día muy competitivo...

Sí. Me dicen que estoy loca, pero siempre tienes que tener un programa enfrente. Además, soy una luchadora y a lo mejor por eso me han elegido para el programa.

¿Cómo ha vivido rebasar la barrera de los 60 años?

Yo lo pasé mal antes. Siempre me he adelantado a los acontecimientos porque soy muy rebelde. Me angustié como esposa, me sentí frustrada. No he soportado la infidelidad y me he separado. Me he encontrado sola y mi comportamiento ha sido de libro. Ahora estoy estupenda, encantada. Tengo un trabajo bien remunerado, unos hijos que me quieren aunque ya se han ido a vivir solos. ¿Sabes lo que me da envidia? Cuando los domingos salgo a comprar el periódico o el pan y veo a matrimonios de mi edad cogidos de la mano por la calle. Confieso que me dan envidia. Pero, al mismo tiempo, me horrorizaría tener ahora un novio. Sólo me gustaría tener nietos.