Mis zapatos

ROSA BELMONTE

Mi patria es mi verga. Titular de Fernando Sánchez Dragó en el 'Diario de Sevilla'. Era más largo. Le recuerda el entrevistador que a España la ha llamado Borregalia, Tontalia o Sopabobia. Y dice Dragó que Santiago Abascal es un patriota, pero él no. «Mi patria son mis zapatos o, como creían los egipcios, mi verga». ¿Pero quién dice verga? Vale, Apollinaire en 'Las once mil vergas'. Decir verga es como decir tinto de verano en lugar de vino con Casera. Como de pequeños bebíamos, tomábamos vino con Casera (aunque fuera La Pitusa) y cerveza con Casera (ídem). ¿Qué porras es eso de tinto de verano o clara? Paparruchas. Aunque ya sé que lo del vino tiene que ver con la publicidad. ¿Pero y lo de platos de cuchara? Guisos, demonios. A mí no me sale de los huev... decir esas cosas. Lo de los ovarios se lo pueden meter por ahí. Mi patria es mi verga, dice Dragó. ¿Pero tanto cuesta decir lo que rima con olla? Hoy no estoy para nada más sesudo.