¡Vicepresidente, vicepresidente!

ROSA BELMONTE

Cuando Rivera salió a hablar, sus seguidores le llamaban «Presidente, presidente». Nadie lo llamaba «Vicepresidente, vicepresidente» (además está el «Con Rivera, no» en Ferraz). Y aunque él se haya plantado en el «no lo cato y no lo cato», los electores tienen claro que la política es el conde de Romanones: «Cuando digo nunca jamás me refiero al momento presente». Ciudadanos está en el centro. España está en centro y en la moderación. Muchos votantes del PSOE han votado contra Vox. Muchos votantes de Ciudadanos han votado contra Vox. Los pavos Sánchez y Rivera harán bien en no desplegar las plumas. Y que no olvide Rivera el efecto Arrimadas, que se ha dado más en toda España que en Cataluña. Lo de PSOE-Ciudadanos puede darse o no darse. Quizá no haya nadie en España con más deseo de ser presidente que Rivera. No vicepresidente. Quizá sepa esperar. A la crisis económica y a que España vuelva a votar más a la derecha. Ahí estaría él.