Veneno

ROSA BELMONTE

Con estos mimbres nada nos extraña. «Antepongo la democracia a cualquier ley», dijo ayer Quim Torra donde Alsina. La democracia, el voto, están para este señor por encima de la ley. Qué manera de ahorcarse con la soga que le dio Alsina. Tampoco nos extraña que Torrent cerrara el Parlament para irse a Madrid. «Vuelvo en cinco minutos», podía haber puesto en la puerta como si la institución fuera una tienda de ultramarinos. Al fin y al cabo, cinco minutos duró la manifestación en la que participó en Madrid. No sé si es consuelo que personas con cabezas perdidas anden por todos lados. En Venezuela, la vicepresidenta dice que la ayuda humanitaria que les quieren colar es veneno. Que la comida es cancerígena. Té con polonio, vaya. Hombre, mucho mejor morirse de hambre, dónde va a parar. Ahora que Los Chunguitos tienen el lugar que se merecen, sólo hay que recordar «Dame veneno que quiero morir, dame veneno». También para escuchar a Torra.

 

Fotos

Vídeos