El tubulán

ROSA BELMONTE

Quizá lo que inauguraron en Estepona no fue un tobogán sino un 'tubulán', como decía El Cordobés. Nada de atracción, es para salvar un desnivel entre dos calles con una pendiente de entre 32 y 34 grados (también hay una senda peatonal con barandillas). Para desollarse. Se adivinaban futuros guiris descalabrados. Isabel Díaz Ayuso ha dicho que muchos periodistas se encargan de extraer lo conveniente de sus palabras para hacer activismo político, cosa que no ocurre con otros candidatos. A lo mejor es porque los otros candidatos no se han tirado por el 'tubulán' de cabeza. Lo curioso es que en lo estrafalario de sus discursos sobre atascos o trabajos basura hay una parte de cosas razonables que no comunica bien. Vale que hay quien utiliza sus palabras políticamente. A mí sólo me parecen un guión de Iannucci. Pero oye, que yo no he oído a Edurne Uriarte y es diputada. Por lo menos Díaz Ayuso se está ganando las lentejas (con piedras).