Por un trabajo digno

La lucha contra el empleo irregular y el fraude a la Seguridad Social, entre otros, constituyen el objeto del Plan Director por un Trabajo Digno aprobado recientemente

juan cristóbal bandera gallego
JUAN CRISTÓBAL BANDERA GALLEGOInspector de Trabajo y Seguridad Social

En algo más de tres meses se han producido cambios trascendentales en nuestro sistema de Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS). En abril se aprobaban los Estatutos del Organismo Estatal Inspección de Trabajo y Seguridad Social (OEITSS) y el Plan Estratégico de la ITSS 2018-2020 y, recientemente, el Plan Director por un Trabajo Digno 2018-2020. No cabe duda de que, en tan corto espacio de tiempo, se han establecido las bases sobre las que la ITSS ha de actuar en los próximos años y se ha hecho contando con la participación de los agentes sociales concernidos y las comunidades autónomas.

Dar a conocer algunos aspectos relevantes del Plan Director es el objeto de este artículo.

La lucha contra el empleo irregular y el fraude a la Seguridad Social, la mejora de la calidad en el empleo y las condiciones de trabajo y la lucha contra las bolsas de fraude laboral constituyen el objeto del Plan. La atención de la actuación de la ITSS se centrará en aquellas empresas que incumplen la normativa laboral y de Seguridad Social a las que se detectará a través de los múltiples canales que en el Plan se indican (Agencia Tributaria, Consejo General del Notariado, Entidades Gestoras de la Seguridad Social, Poder Judicial, Buzón de la ITSS...).

En sus más de cuarenta páginas, el Plan Director pormenoriza las distintas modalidades de fraude que azotan nuestro sistema de relaciones laborales y perjudican el sistema de Seguridad Social. Para ello propone 75 medidas para la lucha contra:

1.–El abuso y el fraude en la contratación temporal, utilizada con demasiada frecuencia para atender necesidades permanentes de las empresas (que deberían cubrirse mediante la contratación indefinida) y que perjudican a los trabajadores (impiden una carrera profesional en la empresa; reciben salarios inferiores a los de los trabajadores indefinidos; merman sus derechos de formación...).

De entrada, se prevé un plan de choque entre agosto y diciembre de 2018 contra esta forma de fraude que irá precedido de comunicaciones remitidas por la ITSS a las empresas que se encuentren en estas situaciones para que, dentro del mes siguiente a su recepción, regularicen su situación y, de comprobarse que no se ha procedido a ello, se iniciaran actuaciones inspectoras que podrán dar lugar a la imposición de sanciones. En este sentido, próximamente, las sanciones a imponer no serán, como hasta ahora, por el mero hecho infractor, con independencia del número de trabajadores afectados, sino que la multa se impondrá por cada trabajador afectado.

2.–El abuso en la contratación a tiempo parcial, excesos de jornada y horas extras no pagadas ni compensadas con tiempo de descanso.

Es habitual que los contratos a tiempo parcial recojan jornadas de trabajo inferiores a las realmente realizadas por los trabajadores que, frecuentemente, no son retribuidos por los excesos de jornada además de no cotizarse por ellas a la Seguridad Social.

También el plan de choque incluirá actuaciones en este ámbito.

3.–Los incumplimientos en materia salarial y los derivados de la externalización de actividades. Se han incrementado las denuncias por impago y retrasos reiterados en el pago de salarios y las condiciones de trabajo en las empresas multiservicios siguen siendo preocupantes.

4.–La vulneración de derechos fundamentales. Se prevé la creación de una Unidad de Lucha contra la Discriminación en las formas en las que se viene manifestando: brecha salarial entre hombres y mujeres; acoso sexual y por razón de sexo; acceso al empleo; derechos de conciliación de la vida laboral y familiar (maternidad, reducción de jornada por cuidado de hijos...); mejora de la empleabilidad de las personas con discapacidad y condiciones de trabajo de los trabajadores inmigrantes.

5.–La economía irregular. Se prestará especial atención a los sectores con mayor incidencia de este fenómeno y se efectuarán visitas en fines de semana y festivos contándose con el apoyo de los Cuerpos de Seguridad.

6.–Las nuevas modalidades de prestación del trabajo que precarizan el mercado de trabajo (plataformas digitales) a través de los denominados 'falsos autónomos'.

7.–Los falsos becarios.

8.–La siniestralidad laboral.

9.–Las restricciones u obstrucciones a los derechos sindicales.

Tan ambicioso Plan requiere algo que se viene reivindicando desde hace tiempo: mejorar los medios humanos y materiales de la ITSS. A tal fin se incrementará la plantilla de funcionarios del sistema en un 25% en el próximo cuatrienio y se dotarán adecuadamente los primeros presupuestos del OEITSS.

El objetivo último de la ITSS es el cumplimiento de la legislación social y esto no solo se consigue mediante medidas sancionadoras sino que han de combinarse con la información, difusión, sensibilización ciudadana y con la publicación de aquellas conductas que merecen el reproche social. Y aquí nos encontramos con una de las novedades más interesantes del Plan: la elaboración de un Plan de comunicación de la ITSS que incluirá la creación de una 'newsletter' para difundir buenas prácticas de empresas, realización de sesiones virtuales impartidas por expertos dirigidas a empresarios y profesionales para informar de temas prioritarios para la ITSS, incidir en la labor informativa y de asistencia técnica de la ITSS, entre otras medidas.

Será imprescindible el compromiso activo con estas medidas de los funcionarios del sistema, agentes sociales, comunidades autónomas y empresarios y trabajadores para la consecución de los objetivos planteados, lo que contribuirá a mejorar las condiciones de trabajo, garantizar la sostenibilidad del sistema de prestaciones sociales y, adicionalmente, procurar la competencia leal entre empresas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos