La soledad

ROSA BELMONTE

En 'Así nos entendimos', precioso libro que ha publicado Pre-Textos con la correspondencia entre Ramón Gaya y María Zambrano, hay una carta de la filósofa en noviembre de 1957 que dice al pintor los días tan perfectos que ha pasado en Florencia. «Por tu compañía tan perfecta, tan honda, tan delicada». Gaya escribe a Juan Gil-Albert de ese viaje: «... lo pasamos bien, pues hacíamos vida aparte, viéndonos únicamente para comer y cenar; este régimen nos permitió acompañarnos sin quitarnos soledad, la soledad que se necesita para hacer lo que uno quiere hacer». Y ahora llega un estudio de la Universidad de Florida concluyendo que la soledad puede aumentar el riesgo de padecer demencia en un 40%. No importa raza, educación o si se tiene contacto con amigos y familiares. Gaya murió con 95 años y alzhéimer. Pero mucho antes le dio tiempo a disfrutar de la soledad y a escribir sobre la soledad. Ya nos quitan hasta la felicidad de estar solos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos