Segunda fila

ROSA BELMONTE

Soraya Sáenz de Santamaría ha vuelto al cole con el pelo más corto, volviendo a parecerse a la niña de 'Stranger things'. Ha vuelto al cole (al Congreso) tarde. Para votar y cuando Casado ya se había ido. A primera hora lo había plantado en la reunión del grupo parlamentario. Soraya ha visto su sitio nuevo en clase. Fuera de la zona noble, en la tercera fila (segunda de los populares) y al lado de Ciudadanos. A la tercera han sido mandados Montoro, Fátima Báñez o Álvaro Nadal. Sus amiguitos. El fin de una era. Hasta Pedro J. ha vuelto a TVE (según él, Soraya lo vetaba). Hay que reconocer que en el PP se guardan las formas. No han enviado a Soraya a una columna como Podemos a Tania Sánchez. Las cosas del desquerer son más crueles que las de la política. Soraya está en un pasillo. Así es más fácil marcharse. La gente debe desempeñar cargos públicos, volver a sus negocios y vivir bajo las leyes que aprobaron (y lo que no solucionaron).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos