Robar perritos

ROSA BELMONTE

Prefiero dormir con un perro que con una persona. Pero no me impresiona la escena de 'Chernobyl' en la que matan chuchos. Sí me impresiona lo que he leído en 'Libre Mercado' sobre la actuación de los animalistas en los recientes incendios de Toledo. Que salvaron perros y no hicieron ni caso a los discapacitados y monjas ancianas que necesitaban ayuda. Luego se vanagloriaron de haber rescatado 2.000 animales entre vacas, caballos, perros, gatos, cerdos o conejos. Los vecinos aseguran que lo que hicieron fue robarlos asaltando fincas. «Ningún animal corría peligro cuando ellos llegaron. Es todo falso», ha dicho la alcaldesa de Cenicientos. Un vecino de Cadalso de los Vidrios asegura que los animalistas aprovecharon los incendios para proceder al expolio. «Son protectoras que necesitan animales para obtener subvenciones. Una mafia». Las subvenciones, un aliciente para el mal. Aparte, claro, del «eterno dilema de tu madre o tu perro».