Referentes

ROSA BELMONTE

Cuando Leticia Dolera dijo que sus referentes feministas habían sido su madre, sus tías y los artículos de Barbijaputa, no sabía que Íñigo Errejón podía superar eso (y todo mi respeto a las madres y las tías, que siempre me parecerán más importantes que Simone de Beauvoir). Errejón ha dicho a Juan José Mateo que Manuela Carmena era su referente político y que ahora ha entrado una segunda mujer en esa categoría: Alexandria Ocasio-Cortez. O sea, la congresista más joven de EE UU, la pelma cuqui que no habla de izquierda sino de «los de abajo» (we're the people diría Jane Darwell al final de 'Las uvas de la ira'). Una niñata que, por reacción, hace que Trump parezca Roosevelt. Nos hemos reído de Rivera y de su machacona querencia por Suárez (aunque al médium, su hijo, se lo haya quedado Casado). Y ahora Errejón pone a Carmena y Ocasio-Cortez, esos seres de luz, en un pedestal político. Todavía vamos a echar de menos a Gramsci y Laclau.